Sindicalismo gana terreno en la industria papelera: la multinacional Familia ya tiene sindicato

 

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Pulpa y Cartón, Sintrapulcar, sigue afianzando su presencia en la industria papelera colombiana, esta vez con la creación de una nueva seccional en Cajicá (Cundinamarca), y en una empresa que nunca ha tenido una organización que defienda los derechos de los trabajadores: la multinacional Familia-Sancela, productora de papeles suaves (servilletas, pañuelos, papel higiénico), cuya propiedad mayoritaria está en manos de SCA, multinacional sueca.

La nueva seccional de Cajicá la crearon el 1º de marzo 30 trabajadores, y con ella se puede decir que Sintrapulcar ya tiene cubrimiento en las empresas más importantes de la industria papelera del país, como lo son Kimberly Clark (la seccional sindical de la planta de Tocancipá se creó el año pasado); Smurfit Kappa; Propal, del grupo Carvajal; y ahora Familia-Sancela en Cajicá.

Directivos de Sintrapulcar

El proceso estuvo acompañado por la UNI e Industri-ALL, dos federaciones sindicales globales que tienen diálogo directo con las directivas de las multinacionales. La segunda de ellas tiene Acuerdo Global con la SCA, por el cual ésta se compromete a respetar los procesos de sindicalización y negociación colectiva en los 15 países donde tiene filiales.

“Hace tres meses firmamos una convención colectiva con Kimberly Clark en Colombia, y ahora dimos el paso para crear sindicato en Papeles Familia. Esto se enmarca dentro de la decisión de UNI Américas de mejorar la vida de los trabajadores del embalaje y sus familias, a través de la construcción de sindicatos fuertes y representativos”, dijo Adriana Rosenzvaig, Secretaria Regional de UNI Américas.

Pero también, por su lado, el sindicato de la casa matriz de la CSA en Suecia presionó para que en Colombia los trabajadores de esta multinacional gocen del derecho de asociación y negociación colectiva. Con tal propósito, en diciembre pasado refrendó el acuerdo global entre la SCA, Industria-ALL y el consejo europeo de sindicatos de esta empresa.

Sin embargo, ha habido obstáculos

Recibimos con beneplácito la formación de esta subdirectiva, porque creemos en el diálogo como instrumento para solucionar los conflictos, pero también como herramienta para construir una mejor empresa. Y no es cierto que el sindicato la vaya a acabar, porque de ella dependen cientos de familias”, dijo por su parte Juan Parra, presidente Nacional de Sintrapulcar, refiriéndose a la prevención y actitud confrontadora que han mostrado algunos mandos medios de la empresa.

A su vez Carlos Bustos, representantes de Industri-ALL en Colombia, hizo un llamado en el mismo sentido: “Esperamos que la empresa no reaccione tomando represalias contra los trabajadores sindicalizados, que es lo que comúnmente hacen los empleadores en Colombia. Con su vieja cultura antisindical siempre ven a los sindicatos como sus enemigos. En el caso de la SCA, no entienden que la propia casa matriz tiene un alto sentido de responsabilidad social y maneja bien las relaciones con los sindicatos y los trabajadores”.

Y lo dice porque ya se han presentado represalias. Mandos medios de la empresa han presionado a los trabajadores. En los días anteriores a la creación del sindicato fue despedido Víctor Méndez, uno de los trabajadores que lideró su creación. E igualmente lograron convencer al vicepresidente y al fiscal del sindicato para que renunciaran a éste. “Pero el resto está firme”, aseguró Parra, quien informó que para tratar este tema ya solicitaron una cita con el presidente de la compañía en Colombia.

Por su parte Sándor Pérez, Secretario de la Seccional de la planta de Cajicá, dijo que dos fueron las razones coyunturales que llevaron a los trabajadores a conformar el sindicato: acabar con la sobrecarga laboral y lograr aumento salarial, porque en esta planta Familia paga salarios más bajos que en el resto del país. De hecho la sola creación del sindicato sirvió para que la empresa anunciara un primer aumento de salarios, y además mejoró el transporte para los trabajadores.

La meta a futuro es lograr afiliar al sindicato a unos 1.500 trabajadores, de los 2.400 que tiene el Grupo Familia en todas sus plantas (630 de ellos en la de Cajicá), y de esa manera ser sindicato mayoritario.

De ahí el llamado para que los trabajadores se sumen ahora masivamente al sindicato, pues no de otra manera éste logrará la fuerza suficiente para afrontar la próxima negociación colectiva, la primera que se firmaría en el Grupo Familia.

Los trabajadores están a la espera de cómo evoluciona el sindicato y vean resultados, porque todavía tienen miedo. Claro que eso de a poco lo hemos venido superando, ya tienen más confianza. La próxima semana esperamos afiliar a unos 20 más”, señaló Pérez.

Empresa paisa, ahora sueca

Familia es una empresa que tiene casa matriz en Medellín. Fue fundada por John Gómez Restrepo para importar papel higiénico desde Estados Unidos. En 1985 firmó una alianza con la compañía sueca Molnlycke para crear la filial Productos Sancela S.A, la cual se disolvió un año después para crear Productos Familia, con capital totalmente colombiano. En 1997 la multinacional sueca SCA entró como socio y le inyectó capital. Se expandió a nuevas plantas en Cauca, Cajicá e Itagüí.

El año 2012 lo cerró con activos totales por $1.426.631 millones y un crecimiento del 8,3% frente al 2011. Tuvo ventas netas por $815.315 millones, con un crecimiento del 11,14% con respecto al año anterior. Y tuvo utilidades, después de impuestos, por $132.706 millones, que representaron el 16,3% de las ventas netas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.