Perfil y propuestas de candidatos de origen sindical

Elecciones al Senado de la República 2014

Partido Polo Democrático: Beatriz Carvallo

Alexander López

Valerio Maza

 

BEATRIZ CARVALLO SUÁREZ (Nº 4)

“Aspiro a ser senadora porque creo que el trabajo sindical, en primer lugar, nos da a los trabajadores formación social y política, compromiso. Además, quienes incursionamos en el movimiento sindical tenemos el derecho, y también la obligación, de buscar otros espacios de decisión donde podamos tener mayor incidencia en el cambio social que este país necesita”, dice Beatriz Carvallo Suárez, quien figura con el número 4 en la lista de candidatos del Polo Democrático a la contienda electoral del próximo domingo.

Esta mujer, oriunda del departamento del Huila, es completamente nueva en la política electoral, toda vez que es la primera vez que aspira a un cargo legislativo. Es enfermera profesional, egresada de la Universidad Nacional de Bogotá, donde desde muy joven participó en diversas causas sociales vinculadas al sector de la salud. Durante algunos años integró la junta directiva de Sintraseguridadsocial, organización sindical nacional del sector salud, a la par con su liderazgo en la Asociación Nacional de Enfermeras de Colombia, ANEC, organización que actualmente es filial de la CUT, de la cual ella hace parte desde 1978 y de la que fue durante tres períodos presidenta nacional.

En los últimos años ha participado activamente en el movimiento nacional por la salud, como quiera que la ANEC integra la Alianza Nacional por un Nuevo Modelo de Salud, que defiende la salud como un derecho fundamental de los colombianos, en oposición al proyecto de ley ordinaria y estatuaria que cursa en el Congreso, el cual, en su opinión, “es peor que la Ley 100”.

De ahí que su propuesta legislativa, de llegar a ser electa para el Senado de la República, se centra en un cambio estructural del modelo de seguridad social en Colombia, como un derecho que el Estado debe garantizar.

“La Ley 100 montó un sistema que pone a la salud como un negocio y limita el acceso según sea la condición económica que tenga el ciudadano. Pero no sólo la salud es un negocio, también lo es el sistema pensional y el de riesgos profesionales, que también se deben intervenir”, afirma la señora Carvallo.

Ligado al tema anterior, su agenda legislativa también incluye la reivindicación de los derechos laborales de los 600 mil trabajadores y trabajadoras del sector de la salud en Colombia, cuyas condiciones laborales vienen en un deterioro progresivo a partir de la promulgación de la Ley 100.

“Es un tema central que llevaré al Congreso, porque paralelo al negocio de la salud se ha montado el negocio de la tercerización laboral. Los y las trabajadoras han perdido sus derechos, y hoy constituyen un recurso humano casi que desechable. Se les contrata por dos o tres meses, sin salarios dignos y mucha dificultad para acceder a la seguridad social. En Colombia hay 55 mil enfermeras profesionales y unas 150 mil auxiliares de enfermería, todas en condición de tercerización y ausencia de trabajo digno”, puntualizó.

Otra de sus propuestas es luchar desde el Congreso por normas que garanticen la igualdad de oportunidades para las mujeres, y combatan la violencia que se ejerce contra ellas. “Ningún colombiano debería ver como algo normal que maltraten, violen o asesinen a una mujer, porque eso denigra de la sociedad en su conjunto”

ALEXANDER LÓPEZ MAYA (Nº 2)

A sus 45 años de edad, Alexander López Maya, un sindicalista y luchador social que proviene del sector público: Empresas Municipales de Cali (Emcali), se apresta a cumplir su tercer periodo consecutivo como senador de la república, si los resultados le son favorables en las urnas el próximo domingo.

López Maya tuvo en sus inicios un “precoz” protagonismo sindical. A los 19 años ingresó al sindicato de Emcali, a los 22 ya hacía parte de la junta directiva y a los 23 era su presidente, cargo que desempeñó durante 12 años. Sus principales ejecutorias tuvieron relación con la lucha que este sindicato libró para evitar la privatización de Emcali, algo que hasta el momento ha logrado contra el intento privatizador por parte de varios alcaldes de Cali.

Precisamente como consecuencia de esa lucha, el pleno de trabajadores de Emcali decidió darle el apoyo para que fuera al Congreso a defender la empresa como patrimonio público de los caleños. Fue así en el año 2002 obtuvo su curul como representante a la Cámara por el movimiento Frente Social y Político, en fórmula con Carlos Gaviria para el Senado. Su movimiento se consolidó y eso posibilitó que tanto en 2006 como en 2010 fuera electo senador, ambas veces inscrito por el Polo Democrático.

Sus principales ejecutorias en el Congreso:

  1. Acompañó y visibilizó desde el Congreso la huelga de los corteros de caña vinculados por Cooperativas de Trabajo Asociado, en procura de su formalización y contratación directa, la cual se dio en la gran mayoría de los ingenios azucareros.
  2. Acompañó a las madres comunitarias en la huelga de 24 días que realizaron en octubre de 2013, con la que las más de 70 mil madres del país lograron la contratación formal y el reconocimiento del salario mínimo legal. Antes solo recibían una beca de $280 mil.
  3. Fue el autor de proyecto de Ley 080, que reversa las horas extras y dominicales que perdieron los trabajadores tras la reforma que impulsó en su primer gobierno el presidente Uribe; y del proyecto 081, que acabaría todas las formas de tercerización laboral. El primero no pasó y el segundo se encuentra aprobado en segundo debate.
  4. Con otros congresistas del Polo Democrático lograron excluir el capítulo laboral del proyecto de reforma a la salud, con la cual se pretendía precarizar más la situación de los trabajadores de la salud.

Algunas propuestas para la legislatura 2014-2018:

  1. Continuar impulsando en el Congreso los dos proyectos de ley mencionados (080 y 081).
  2. Convertir al departamento del Valle en la despensa del Pacífico mediante desarrollo empresarial local, o sea con gente de la región y sin la explotación laboral que se da mediante formas de tercerización.
  3. Recuperar la mesada 14 para los pensionados, mediante un incremento anual de la pensión igual al aumento del salario mínimo más 6 puntos.

VALERIO MAZA ESPINOSA (Nº 24)

Inicio su vida laboral en 1982 como obrero raso en las fincas bananeras de Urabá, donde también se inició como sindicalista afiliado a Sintagro (hoy Sintrainagro), organización en la que ha hecho toda su carrera sindical, primero como miembro del comité obrero de la finca donde trabajaba, luego como dirigente seccional, y desde hace algunos años como miembro de la Junta Nacional de Sintrainagro, responsable del manejo del tema azucarero en los departamentos del Valle, Cauca y Risaralda.

Hoy, a sus 56 años de edad, Valerio Maza aspira a tener una curul en el Senado por la lista del Polo Democrático, Nº 24 en el terjetón. A la pregunta sobre las razones personales y políticas que lo llevan a postular su candidatura, respondió:

“Los sindicalistas debemos presentarnos a elecciones porque tenemos muchos derechos que defender y reivindicaciones que luchar, no solo para beneficio de los trabajadores sino para el de la gente más desprotegida. Es necesario estar en el Congreso de la República para impulsar reformas que favorezcan a los trabajadores, porque allá se han aprobado muchas leyes que no nos favorecen; tenemos un sistema de contratación que cada día pierde viabilidad por causa de la tercerización laboral, y eso hay que remediarlo”.

Sólo que ahora no se presenta como novato en las lides electorales, pues en el 2011 fue candidato por el Polo a la Alcaldía de Apartadó, pero fue derrotado.

Sus propuestas legislativas:

  1. Presentará un proyecto de ley para salvar la producción nacional, amenazada por  los efectos de los TLC, los cuales, según él, fueron pactados sin calcular sus perversos efectos, especialmente en el sector productor de alimentos. “Los azucareros, paperos, ganaderos, plataneros, bananeros, y en general el sector agropecuario, tiene graves problemas por los TLC, por lo cual el gobierno debe crear un esquema permanente de subsidios para la producción de alimentos, para que no tengamos más empresarios agropecuarios quebrados”, puntualizó el candidato por el Polo Democrático.
  2. La salud y la educación son derechos que deben ser prestados directamente por el Estado para la gente que no puede pagarlos de manera privada.
  3. A las mujeres cabeza de familia y las personas de la tercera edad el Estado les debe garantizar un ingreso de un salario mínimo legal.
  4. Servicios públicos subsidios para los estratos uno y dos.
  5. Proyecto de ley para lograr que las personas con ingreso inferior a un salario mínimo tengan prioridad en el acceso a la educación de sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.