Intervención de Miguel Morantes, presidente de la CTC

Debate en OIT sobre incumplimiento  de Colombia del Convenio 81 

El sindicalismo colombiano desde hace varias décadas ha insistido por el respeto a la Libertad Sindical, por esta razón habría más lógica que Colombia estuviera llamada ante esta Comisión por el cumplimiento del Convenio 87.

Refiriéndome al Convenio 81, manifestamos que en el año 2003 fue cerrado el Ministerio de Trabajo por el gobierno anterior, trasladándole las funciones a otro Ministerio y causando grave daño a la Inspección de Trabajo, que prácticamente quedó inoperante.

Desde ese momento la CTC, conjuntamente con todo el sindicalismo, protestó por este hecho y se inició una campaña para restituirle al país este importante Establecimiento Público. Con el cambio de gobierno se concretó este logro; en febrero del 2011 nuevamente se contó con Ministerio de Trabajo. De inmediato se iniciaron las gestiones para su construcción, enfatizando por parte del sindicalismo en la Inspección de Trabajo como punto fundamental del que había sido, en gran parte, despojado.

En su momento se anunció que habría un aumento significativo de inspectores de trabajo y que se tomarían otras medidas para dotar a los funcionarios de la logística necesaria para el cabal cumplimiento de esta función. Aunque el Gobierno ha dado algunos pasos para organizar esta importante función, la inspección de trabajo sigue siendo deficiente. Los inspectores de trabajo están contratados de una manera irregular, no están suficientemente remunerados y carecen de los medios adecuados para desarrollar su labor de manera autónoma y eficaz. De otra parte se les asignan otras tareas diferentes que distraen su verdadero objetivo.

Por estas razones solicitamos a la Comisión de Normas que en sus conclusiones se recomiende al gobierno que promulgue a la mayor brevedad los actos administrativos, y que gestione las acciones legislativas que conduzcan a solucionar estos graves obstáculos que limitan en gran magnitud la inspección, y que se requieren urgentemente en diferentes sectores y determinados temas, tales como:

  • Vigilancia del pago del salario mínimo.
  •  Método contundente y breve para hacer respetar el Derecho de Asociación.
  • Seguimiento al cumplimiento del derecho a la negociación colectiva tanto en el sector público como en el privado y vigilar el cumplimiento de lo pactado.
  • Abreviar el proceso para la convocatoria de los Tribunales de Arbitramento.
  • Vigilancia preventiva a las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, con prioridad en los siguientes sectores: minería, agricultura, transporte, comercio y servicios.
  • Control efectivo a la tercerización laboral, tanto en el sector público, como en el sector privado.
  • Hacer efectivo el pago de las sanciones que se imponen a los empleadores infractores.

Insistimos en que la función de inspección de trabajo es pieza fundamental del Ministerio de Trabajo, por lo tanto su desarrollo debe estar a tono con las necesidades más apremiantes en las relaciones del trabajo, y también para cumplir las recomendaciones ya emitidas por la Comisión de Alto Nivel del año 2011 y las emanadas de esta misma Comisión de Normas en pasadas oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.