En paro de 24 horas 35 mil trabajadores tercerizados de Ecopetrol

—El paro se da en medio de una atrancada negociación USO-Ecopetrol—
—Tercerizados piden contratación directa y mejores condiciones laborales—

No tiene presentación que Ecopetrol, la primera empresa estatal, incumpla la principal promesa del Gobierno Santos en materia laboral: la formalización del empleo. Y eludir sistemáticamente este mandato es la causa de que la gran mayoría de los trabajadores que tiene vinculados mediante empresas contratistas, es decir, tercerizados, adelanten hoy un paro de 24 horas.

El paro se inició desde las 6 de la mañana y es general a nivel nacional, según señalaron directivos de la Unión Sindical Obrera, USO, sindicato que lidera la protesta, la cual afecta las actividades de la petrolera estatal en sus campos de producción, refinerías, oleoductos, talleres de mantenimiento y de más áreas donde operan las 3.200 empresas contratistas. “Podemos decir que la operación en todos los campos de producción está afectada de manera significativa”, dijo a esta agencia Edwin Castaño, presidente de la USO.

Si bien en los últimos años los tercerizados de Ecopetrol han venido realizando protestas parciales y aisladas, esta vez su movilización es coordinada y general. Y la hacen como medio de presión a las directivas de Ecopetrol para que sus peticiones sean tenidas en cuenta en la negociación de la convención colectiva que desde el 14 de julio la empresa adelanta con la USO; negociación que ya terminó en su etapa de arreglo directo y está en prórroga hasta el 22 de agosto.

Precisamente el estancamiento de esta negociación es otro motivo que ha llevado al sindicato a apoyar y liderar el paro de los tercerizados. Según la USO, Ecopetrol ha venido dilatando el proceso de negociación y solo ha aceptado pactar sobre temas menores, no sobre los temas de fondo, entre ellos la situación de sus miles de trabajadores tercerizados y otros temas de política petrolera.

Se calcula que hoy los tercerizados en Ecopetrol suman unos 35 mil trabajadores, y ha sido en esa enorme masa laboral donde la USO ha encontrado la ruta de su crecimiento, tanto así que de los 27 mil afiliados que dice tener, el 85% son tercerizados. De modo que la USO es hoy el representante legítimo de los intereses de estos trabajadores.

Ecopetrol tiene 8.800 trabajadores de nómina directa, pero según el sindicato hay por lo menos otros 6.500 tercerizados que deberían estar en esta nómina, toda vez que realizan labores misionales y permanentes en el sentido que lo estipula el artículo 63 de la Ley 1429 de 2010 y el Decreto 2025 de 2011, ambas normas de iniciativa del Gobierno Santos. Y lo estipulan también las sentencias de la Corte Constitucional que ordenan que las actividades misionales y permanentes las realicen personal directo, no de nómina paralela. De ahí que la vinculación de estos tercerizados, o buena parte de ellos, sea un tema que la USO quiere negociar con Ecopetrol. Pero ésta se niega, ni siquiera acepta tocar el tema, con el argumento de que no son trabajadores suyos sino de las empresas contratistas.

Para la USO, la proliferación de la tercerización en Ecopetrol es estratégica para la empresa, pues lo que con ella busca es desconocer los derechos de los trabajadores, reducir costos laborales y menoscabar la convención colectiva.

Por eso el cese de actividades por 24 horas fue decidido y ordenado en la última reunión de la junta nacional de la USO, orden que fue acatada por las 19 subdirectivas del país con resultado exitoso según Edwin Castaño, quien lamentó los incidentes registrados en Barrancabermeja, donde fuerzas policiales agredieron a Fernando Coneo, presidente de la subdirectiva en esta ciudad, y a Lina Brugge, comunicadora del sindicato. Asimismo fue hostigado Ernesto Arias, secretario de seguridad social de la USO Nacional.

“El aporte que los tercerizados hacen a la riqueza que genera Ecopetrol es tan importante como la que hacemos los trabajadores directos, y por ende deben tener también un contrato digno, en condiciones de estabilidad y con mejores beneficios para ellos y sus familias”, señaló Castaño.

Por su parte Héctor Vaca, Secretario General de la USO, recordó que en la historia de Ecopetrol ésta siempre ha intentado dividir a los trabajadores. Fue lo que hizo en 1977 cuando introdujo el Acuerdo 01. Luego le jugó a la contratación mediante empresas temporales, y como eso no les funcionó, a partir del 2003 empezó a enganchar masivamente trabajadores para actividades misionales permanentes mediante empresas contratistas.

“Los compañeros contratistas tienen una mayor conciencia de sus derechos y los reclaman. Por eso es el paro de hoy y la protesta que seguirán haciendo porque esta lucha no para”, agregó Vaca.

Estado de la tercerización en Ecopetrol

La tercerización, fenómeno que ha tenido un crecimiento desmedido en el mercado laboral colombiano, en Ecopetrol se presenta de manera dramática. En los últimos 4 años el promedio de tercerizados es 41.712 trabajadores por año, con una tasa promedio de subcontratación del 81,09%.

Y es apenas natural que la USO rechace esta tercerización a gran escala por los riesgos que trae asociados, esto es: fragmentación de las relaciones laborales, tercerización ilegal en funciones misionales y permanentes, debilitamiento de la cobertura de la convención colectiva, corrupción y clientelismo, mayores índices de accidentalidad, pérdida de eficiencia operativa y violación de derechos laborales de contratistas; así como la afectación directa a las organizaciones sindicales en materia de membrecía y capacidad organizativa, debido a la fragmentación de la operación y las relaciones obrero-patronales.

La siguiente tabla muestra la evolución y el tamaño de la tercerización en Ecopetrol entre 2010 y 2013:

Años Directos Tercerizados Total Tasa de tercerización
2010 6.744 32.954 39.698 83,01%
2011 7.703 32.060 39763 80,63%
2012 8.087 40.255 48.342 83,27%
2013 8.800 30.247 39.047 77,46%

 

Además, la subcontratación eleva el costo de los servicios. En 2013 los costos laborales de los trabajadores directos fue de $1,6 billones, pero la subcontratación de servicios triplicó este valor: ascendió a $6,8 billones.

Por otro lado, Ecopetrol firmó 5.736 contratos de servicios, de los cuales 857 (el 14,9%) se pueden considerar misionales y permanentes, porque fueron en labores de exploración, transporte, producción y refinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.