Elementos para una política pública de Trabajo Decente en Medellín

—Una propuesta de la ENS—

Los siguientes son algunos instrumentos y acciones concretas que la ENS considera posibles y viables para crear condiciones de Trabajo Decente en la ciudad:

Los instrumentos:

1- Un diálogo social local y un gran pacto municipal-metropolitano por el Trabajo Decente, lo mismo que la promoción de pactos sectoriales.
2- Crear una Secretaría del Desarrollo Económico y el Empleo.
3- Fortalecimiento de la Comisión Permanente de Políticas Salariales y Laborales, con una subcomisión para Medellín y el área metropolitana. Para ello bastaría ampliar el Consejo Municipal de Empleo y la Productividad con la participación de las organizaciones sindicales.
4- Crear un observatorio del Trabajo Decente en la ciudad, en el que participen la Administración Municipal, los empresarios, las organizaciones sindicales y la academia.
5- Establecer un capítulo específico sobre Trabajo Decente en la encuesta de calidad de vida de Medellín.
6- Elaborar un informe anual sobre el estado del Trabajo Decente en Medellín.
7- Exaltar y hacer reconocimiento público de las buenas prácticas de Trabajo Decente en la ciudad.
8- El Municipio podría dirigir recursos para fortalecer la Inspección del Trabajo en Medellín, aspecto fundamental para la concreción de los derechos laborales fundamentales.

Acciones concretas:

Son varios los frentes en los cuales la ENS propone que la Administración Municipal desarrolle acciones concretas. Tiene que ver con incentivos municipales a la generación y conservación de empleos; con la promoción pública de los derechos laborales y sindicales; con programas y pactos para lograr condiciones de Trabajo Decente en la economía informal; con el establecimiento de prácticas de Trabajo Decente con todos los servidores públicos del municipio; con la exigencia de condiciones de trabajo decente a los contratistas del municipio; con la creación de alguna modalidad de subsidio al desempleo; con la promoción de la economía legal y protección de los trabajadores en redes económicas ilegales; con la ampliación y articulación de una oferta pública de formación para el empleo; con la ampliación y el fortalecimiento del sistema público de información para el empleo; y finalmente con la promoción de la afiliación al sistema de seguridad social.

Veamos con detalle las propuestas en algunos de estos frentes:

Incentivos municipales:

1- Redireccionar el presupuesto de inversiones con el criterio de la reactivación económica y la generación y conservación del empleo. Para ello el alcalde tendría que promover una revisión al actual plan de desarrollo. La crisis actual así lo exige.
2- Promover la generación de industria y servicios competitivos que puedan acceder a la contratación con el municipio y sus empresas.
3- Apoyar a las pequeñas y medianas empresas para que alcancen los perfiles tecnológicos que les facilite convertirse en proveedores de EPM, y constituir en ésta un fondo de apoyo tecnológico.
4- Ofrecer mejores condiciones de acceso a la plataforma tecnológica y a la infraestructura de servicios públicos a las empresas que decidan instalase en la ciudad.
5- Establecer una tarifa social de energía para las MIPYMES.
6- Crear el Banco de Crédito de Fomento Regional, con el fin de romper la política financiera especulativa, unificando esfuerzos de iniciativas como el Banco de los Pobres, el IDEA, los Fondos de Capital de Riesgo, las Cooperativas Financieras, las agencias de cooperación internacional, entre otras.
7- Promover estrategias de asociatividad empresarial (cadenas productivas, clúster) para enfrentar la dispersión y la cultura individualista de los empresarios.
8- Ofrecer incentivos tributarios (descuento en el impuesto de industria y comercio) a las empresas que contraten trabajadores con residencia en barrios de estrato 1 y 2 de Medellín.
9- Establecer un convenio con el SENA para adelantar programas de formación en competencias laborales, según los requerimientos del nuevo desarrollo empresarial para los trabajadores de los estratos 1 y 2.
10- Aumentar la demanda interna de la ciudad, reduciendo los altos costos de servicios que presta el Estado creando el Fondo de Solidaridad de Servicios Públicos Domiciliarios, el mínimo vital, gratuidad en la educación, tiquetes integrados y estudiantiles para el transporte urbano.

Promoción pública de los derechos laborales y sindicales:

1- Establecer una cátedra ciudadanía laboral en las instituciones educativas, para que los jóvenes conozcan y aprendan a ejercer los derechos en el ámbito del trabajo.
2- Hacer campañas públicas de información sobre derechos laborales y sindicales. Una de ellas podría ser, por ejemplo, para impulsar el Trabajo Decente en la ciudad.

Trabajo Decente en la economía informal:

1- Con los trabajadores asalariados de la economía informal, que representan algo más de la cuarta parte, es necesaria la intervención de los inspectores del trabajo para que verifiquen que las empresas cumplan con sus obligaciones laborales.

2- Hacer pactos con los trabajadores cuenta propia de la economía informal, a fin de desarrollar programas que permitan elevar la calidad y productividad de las actividades informales a través del fomento económico, la capacitación, etc., de tal manera que puedan superar la informalidad y garantizar los derechos laborales básicos.

3- Con las micro y las pequeñas empresas, que emplean casi la mitad de los trabajadores informales, es necesario un amplio programa de formalización empresarial, que las vincule eficientemente a los circuitos productivos, comerciales y financieros. Así tendrán las condiciones para formalizarse y garantizarles a sus trabajadores condiciones de trabajo digno y decente.

4- Es prioritario establecer un programa especial de promoción de la seguridad social integral para los trabajadores de la economía informal.

Práctica de Trabajo Decente con los servidores públicos del municipio:

1- Resolver la problemática de los contratos precarios (prestación de servicios, CTA, consultarías, etc.).

2- Dar cumplimiento a la sentencia C-614 de 2009 sobre contratación de personal en la administración pública.

3- Superar las inequidades salariales existentes.

4- Promover la negociación colectiva en todos los niveles.

5- Instalar una mesa permanente de diálogo con todos los sindicatos que tienen presencia en la administración municipal.

Exigir condiciones de Trabajo Decente a contratistas del municipio:

1- Incorporar obligaciones de trabajo decente en todos los contratos de la administración.

2- Construcción y exigencia de mínimos laborales aceptables para los contratistas.

3- Diseño de mecanismos de verificación de cumplimiento.

4- Apertura de espacios e instrumentos para que los trabajadores de los contratistas puedan quejarse de violaciones a mínimos laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.