Carlos Julio Díaz, reelecto director de la ENS

También se nombró nuevo Comité Directivo


La asamblea de socios de la Escuela Nacional Sindical determinó, por mayoría, la reelección de Carlos Julio Díaz Lotero como director general de la institución para el período 2016-2019.

Carlos J. Díaz Lotero.
Carlos J. Díaz Lotero.

 

Esta elección se dio tras un proceso de selección y nominación que se inició desde el diciembre pasado, cuando se abrió la convocatoria pública para los aspirantes al cargo. La asamblea de socios debió elegir entre las dos personas que postularon su candidatura: Carlos Julio Díaz, como aspirante a la reelección, y Verónica Tabares, quien actualmente se desempeña en la subdirección de la institución.

Ambos candidatos tuvieron la oportunidad de exponer sus argumentos y buscar apoyos a su nominación en los diferentes foros y espacios virtuales que la ENS abrió para tal efecto, y dentro de un entorno democrático.

Carlos Julio Díaz, de 57 años de edad, es contador público graduado en la Universidad de Medellín. Su carrera sindical la inició hace 30 años en Anebre, el sindicato del Banco de la República. Entre 1993 y 2013 perteneció al Comité Ejecutivo de la CUT Antioquia, de la que fue su presidente durante 10 años. Y es socio de la Escuela Nacional Sindical desde el año 2006.

La ENS es una organización de la sociedad civil, no gubernamental, especializada en la educación, la investigación y la divulgación de los asuntos del mundo del trabajo en general, y de las organizaciones de los trabajadores y las trabajadoras y del sindicalismo, en particular. Se esfuerzo lo enfoca en hacer visibles y comprensibles los procesos contemporáneos de transformación del trabajo y de los colectivos de trabajadores.

 

Nuevo Consejo Directivo


Por otra parte, la asamblea de socios también completó las siete personas que durante los dos próximos años integrarán el Consejo Directivo de la institución, con la elección de su director general y la ratificación de la postulación del delegado de los trabajadores, Alejandro Parra.

En consecuencia, los 7 miembros principales del Consejo son: Luis Norberto Ríos Navarro, Marjorie Gómez Palacio, Rocío Pineda García, Javier Sánchez Segura, en representación de los socios no funcionarios: el Director General, Carlos Julio Díaz; Juan Bernardo Rosado, en representación de los directores de área; y Alejandro Parra Giraldo, en representación de los trabajadores.

Como suplentes fueron elegidos Blanca Inés Jiménez Zuluaga, Alberto León Gómez Zuluaga, Antonio José Madariaga Reales, Julio Puig Farras, Leidy Johana Sanjuan, y Teresa Aristizábal Sánchez.

 

Propósitos del director electo


Al ser consultado sobre los planes y propósitos a desarrollar en su segundo período como director de la ENS, Carlos Julio Díaz ratificó su apuesta por la defensa del Estado Social y Democrático de derecho en el país, el cual se desarrolla dándoles a los trabajadores una voz y abriendo canales de participación en el marco de las empresas y de la sociedad para que opinen y contribuyan en las decisiones que los afectan.

“La democracia en la sociedad y en las empresas se construye con sindicatos fuertes, diálogo social y derechos laborales y sindicales. En este orden de ideas, la ENS debe promover el debate público sobre asuntos de interés ciudadano e incidir para poner en la agenda nacional de discusión temas centrales de la democracia”, agregó.

Consideró igualmente importante recuperar el papel de la ENS en la calificación de los trabajadores para el debate y discusión, cuestión fundamental en la construcción de un sindicalismo fuerte, regido por principios democráticos, deliberante y comprometido con la sociedad.

Se propone también Díez Lotero apoyar al sindicalismo en la construcción de una propuesta de agenda laboral y sindical para una paz sostenible y duradera.

“El desarrollo de las negociaciones de La Habana, y la posibilidad de un proceso similar con el ELN, señalan que estamos ad portas de la finalización de un conflicto armado que ha desangrado al país y afectado negativamente al sindicalismo. La transición se dará en el marco de un predominio de políticas neoliberales, pero la desaparición de la violencia y la estigmatización del sindicalismo es un momento apropiado para lograr algunos avances sociales y políticos que pueden ayudar a la viabilidad de la agenda sindical y laboral que la ENS y el sindicalismo han venido levantando”, señaló.

Se debe entonces dar continuidad a las acciones de avance en una agenda laboral y sindical que sea la base para el proceso de reconstrucción del sindicalismo. “La idea es generar potencialidades y competencias en las organizaciones para adelantar estas líneas estratégicas y no suplantar a las organizaciones y los dirigentes en sus roles”, indicó.

Considera asimismo que la ENS debe desarrollar relaciones de transparencia con todas las centrales, federaciones y sindicatos, respetando la diversidad ideológica que se mueve dentro de ellas. “Se debe trabajar sobre los acuerdos ya establecidos e irlos ajustando en el camino. Estas relaciones deben ser institucionales y no con sectores o tendencias ideológicas dentro de los sindicatos”, agregó.

Por otra parte, con el Estado y sectores empresariales espera poder construir relaciones para promover culturas democráticas en la sociedad y en el ámbito de la empresa y el trabajo. Dijo que con el Estado se podrían realizar convenios de cooperación para financiar proyectos específicos, y con los empresarios acciones públicas para contribuir a la transformación de una cultura adversa a la organización de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.