4ª Conferencia Reginal de UNI América

Será en Medellín en diciembre, con más de 500
participantes de sindicatos de todo el continente


Entrevista con Adriana Rosenzvaig, Secretaria General de UNI América

 

Entre el 7 y el 9 de diciembre de este 2016 se realizará en Medellín la 4ª Conferencia Regional de UNI América, con la presencia de más de 500 delegados y delegadas de sindicatos afiliados a esta confederación en todo el continente, desde Canadá hasta Chile, informó Adriana Rosenzvaig, Secretaria General de UNI América, quien esta semana visitó la capital antioqueña para avanzar en la preparación de este importante encuentro sindical.

En esta 4ª conferencia, que tendrá lugar en Medellín, estarán presentes Philip J. Jennings, Secretario General de UNI Mundial, y Christy Hoffman, Secretaria General Adjunta, así como los directivos de los distintos sectores que representa UNI en Las Américas.

Otra invitada especial será Estela de Carloto, líder del Movimiento Abuelas de Mayo en Argenti

Adriana Rosenzvaig, Secretaria Grl. UNI América
Adriana Rosenzvaig, Secretaria Grl. UNI América

na, quien recibirá un reconocimiento por su lucha por la verdad y la justicia en su país. Y habrá una sesión especial dedicada a Colombia y al proceso de paz. El tema de los acuerdos de paz será un tema central, informó la señora Rosenzvaig.

Las 3 anteriores conferencias se realizaron en Río de Janeiro, Mar del Plata y Montevideo. Esta 4ª conferencia sesionará bajo la consigna “Vamos juntos compañeros”, a partir de unos versos de Mario Benedetti.

UNI Global Union representa a 20 millones de trabajadores de más de 900 sindicatos del mundo, en diversos sectores de servicios: comercio, finanzas, industria gráfica y de embalaje, empresas de seguridad, medios de información, tecnología, deportes, juegos de azar, artes y espectáculo, turismo, seguros sociales, entre otros.

4ª Conferencia de UNI América se realiza en Colombia
4ª Conferencia de UNI América se realiza en Colombia

A fin de conocer detalles sobre la 4ª Conferencia de UNI América en Medellín, y sobre la actividad de esta confederación internacional en Colombia, la Agencia de Información conversó con Adriana Rosenzvaig, una mujer de nacionalidad argentina que lleva 16 años en UNI Global Union América.

  • ¿A qué se debe su visita a Colombia?

Vine a una reunión ampliada con delegados de los 12 sindicatos que UNI afilia en Colombia, en todos los sectores: salud privada, seguridad privada, finanzas, comercio, sector gráfico y embalaje, entre otros; sectores donde estamos creciendo. Y también con el ánimo de promover la 4ª Conferencia de UNI América que realizaremos en diciembre acá en Medellín. También visitamos a los compañeros y compañeras de Unión Comercio en las tiendas de Cencosud, y estuvimos con el sindicato de Sodimac organizando a más trabajadores.

  • ¿Por qué esta 4ª Conferencia de UNI América se realiza en Colombia, y específicamente en Medellín?

La razón es el buen desarrollo que está teniendo UNI en Colombia, pese a las situaciones de represión y ataques al movimiento sindical. Desde el año 2001 UNI América se propuso crecer sindicalmente en este país e implementar acuerdos globales con algunas empresas grandes. Colombia es importante por la alta concentración de multinacionales del sector de servicios. Es el caso de Carrefour, ahora Cencosud, donde creamos un gran sindicato en el área de comercio. Nos parece importante realizar el congreso en un país que ha estado en el centro de nuestra preocupación en los últimos años. Además, tendremos una sesión dedicada a Colombia, porque consideramos que ha sido una lucha heroica la que ha dado el movimiento sindical colombiano, que ha sufrido una terrible represión y persecución violenta. El 50% de las víctimas del sindicalismo colombiano son de Antioquia, por eso también el congreso se hace en Medellín.

  • Dice usted que UNI ha tenido un importante desarrollo en Colombia, ¿cómo se ha dado ese proceso?

En 2011, cuando me hice cargo de la Secretaria Regional, teníamos solo 5 afiliados, la UNEB entre ellos, los demás muy pequeños. Además, no se planteaban estrategias de crecimiento. Ese año nos propusimos cambiar la estrategia y pasar de brindar un apoyo solidario a jugar un papel militante y activo mediante la creación de nuevos sindicatos, lo que ha implicado la inversión de una buena cantidad de recursos. Y nos ha ido muy bien. No tengo a la mano el número exacto de trabajadores afiliados a los sindicatos de UNI en Colombia, pero sí le puedo decir que la cuota sindical, desde 2012 hasta ahora, se ha incrementado en un 700%, y todos los sindicatos están al día con su cuota, un indicativo importante.
Por ser una organización internacional, ha ayudado a los sindicatos a sobrevivir y mediante acciones de solidaridad internacional ha presionado a las empresas en sus casas matrices. Antes éstos no percibían el valor de estar afiliados a UNI, ahora por modesto que sea un sindicato paga su cuota y estamos muy activos en todos los sectores. Por eso Colombia ya es para UNI un país estratégico, y queremos que lo siga siendo.

  • ¿Qué otros eventos y acciones hay en la agenda de UNI este año en Colombia?

Queremos avanzar y mejorar la coordinación entre los afiliados a UNI en Colombia, así como crecer sindicalmente y negociar colectivamente. Es nuestra prioridad. Con la ENS estamos trabajando en varios frentes, apoyando a Union Comercio, Untraemis, Sinprisa (sindicato de Caracol Radio), a los sindicatos del sector seguridad (4GS y Prosegur), y Sintrapulcar en Kimberly Clark.

  • ¿Y también se va a mover en el tema de la paz y el escenario del posconflicto?

Claro. En la discusión que hemos dado con los sindicatos hemos puesto ese tema, para que todos lo asuman y vean la importancia de la firma de la paz; piensen que el acuerdo de paz con las FARC no va a resolver ninguno de los grandes temas que preocupan a los trabajadores, que fundamentalmente son los de libertad sindical y negociación colectiva. Son compañeros muy jóvenes que han vivido en un país siempre en guerra, y les parece que nada va a cambiar cuando se firme la paz. Lo importante es plantear que Colombia puede tener una cultura de paz, de diálogo, de convivencia y consenso. En ese sentido lo más próximo es el apoyo que daremos al Foro por la Paz, que el sindicato bancario UNEB en asocio de otras organizaciones del sector están convocando para el mes de mayo.

  • Cambiando de tema, en América Latina están pasando cosas, recambios de los gobiernos llamados progresistas. ¿Cómo ve usted esta coyuntura desde el punto de vista del sindicalismo?

No somos optimistas. Creemos que viene una etapa muy dura. En América Latina habíamos estado al margen de la crisis mundial, pero ahora ésta llegó con toda su fuerza. Y no es como la crisis de final de los años 90, cuando nuestros países dejaron de crecer y terminaba la larga noche de las dictaduras. Esta crisis creemos va a tener más repercusiones en lo social, y los sindicatos debemos estar preparados para eso. Hay países donde en los últimos doce años la gente ganó en derechos y en poder adquisitivo, aumentó una clase media que logró comprarse su auto, o irse de vacaciones, o pagar su casa propia, y no va a aceptar sentadita que sus condiciones de vida desmejoren. Por lo que hay que esperar movilizaciones populares y grandes confrontaciones y represión. Es un momento de incertidumbre en la historia latinoamericana.

  • ¿Cómo ve el cambio de gobierno en Argentina?

Muy preocupante. En 3 meses de gobierno de Mauricio Macri ha pasado lo que no había ocurrido en 12 años del gobierno kirchnerista. Están reprimiendo las movilizaciones. El día que Macri dio su informe de gobierno hubo una movilización de los trabajadores bancarios, afiliados a UNI, que fue reprimida a pocas cuadras del Congreso, mientras Macri daba su discurso sobre la unidad y el consenso. También en pocas semanas el gobierno argentino pagará a los llamados fondos buitres uno de los pagos de deuda más grande de países del tercer mundo, dicho por el Financial Times.

Quiero decir, que se revertirá el proceso de desendeudamiento que logramos en los 12 años del gobierno kirchnerista, y eso tendrá grandes costos sociales. A eso se suma que se incrementaron los precios de la gasolina, de la energía y el de los alimentos hasta en 60%. Con todos los errores que tuvo el gobierno Kirchner, la realidad es que subsidió los servicios básicos como parte de una política de redistribución. Ahora la propuesta de Macri está basado en un modelo agroexportador con dólar alto, el problema es a quién le va a beneficiar.

Creemos que la salida sigue siendo un modelo de redistribución interna, un aumento de la capacidad de consumo de la población. Y en el campo laboral se van a recortar derechos, como el de negociación colectiva. Pero no lo van a hacer directamente, porque les queda difícil confrontar con los sindicatos. Buscarán que el desempleo aumente del 6% al 14%, como lo quieren ellos.

  • ¿Cómo así, por qué quieren eso?

Porque el capitalismo argentino plantea que los salarios de Argentina son los más altos de América Latina. Quieren reducirlos, pero no pueden decir vamos a bajar salarios porque eso ocasionaría un desborde popular. La mejor forma de lograrlo es aumentando los desempleados que acepten laborar en precarias condiciones.

  • ¿Y cómo ve lo de Brasil?

Cuando Dilma Rousseff vio que ganó las elecciones presidenciales por tan poco margen, en lugar de seguir con un programa de gobierno basado en la redistribución, le hizo concesiones a la derecha, y eso lo único que hizo fue profundizar la crisis, porque en un escenario de crisis mundial la única posibilidad económica es el consumo interno, y más en un país como Brasil, con los millones de habitantes que tiene.

  • ¿Y lo de Chile?

Las cosas allí son más calmas. La cultura de la desigualdad está más establecida en Chile. Así haya tenido gobiernos de izquierda, recién ahora accede a la educación pública gratuita. La salud está completamente privatizada y es costosa, los salarios son bajos, y desde el golpe de Pinochet el movimiento sindical no logró recuperar una legalidad favorable.

  • ¿Cuál cree debe ser la actitud y posición de los sindicatos en esta coyuntura?

Los sindicatos tienen que preservar su poder y seguir creciendo. No tienen que aceptar las imposiciones del Fondo Monetario Internacional y los organismos internacionales. Van a tener que luchar contra las amenazas que se vienen por los tratados de libre comercio. La necesidad de hacer alianzas con otras organizaciones sociales está al orden del día. Los sindicatos, que antes negociaban en un entorno de crecimiento económico ahora lo hacen en condiciones de caída de la economía. Es tema que tenemos que ver muy seriamente, idear nuevas estrategias.

  • Finalmente, esta semana se conmemoró el Día Internacional de los Derechos de la Mujer. Usted como mujer sindicalista, ¿qué mensaje tiene para sus pares en Colombia?

Pertenezco a una generación que ha luchado contra la discriminación y por la igualdad de género. Pero esta igualdad todavía está lejos de conseguirse. En UNI es obligatorio que el 40% de sus órganos de representación lo conformen mujeres, lo cual nos ha permitido avanzar. Pero todavía hay una cultura sexista profundamente instalada en los sindicatos, y eso nos atañe a todos y todas, porque si un hombre dirigente sindical no puede percibir lo que significa la discriminación contra las mujeres, ¿cómo va a percibir otras discriminaciones? Somos conscientes de que hay una diversidad creciente en el mundo del trabajo, que se manifiesta en forma pública con los grupos LGTB. Mi mensaje es que no tenemos que aceptar, ni hombres ni mujeres, ninguna clase de discriminación por género, raza o religión. Y no es solo un tema ético, es que hoy el mundo del trabajo es fragmentado, heterogéneo, y si no somos capaces de ser sensibles contra las discriminaciones, seremos incapaces de representar a los y las trabajadoras jóvenes, que no creen en estructuras verticales porque su mundo es horizontal, y tienen la cabeza más abierta para luchar por otros paradigmas. Queremos que los sindicatos discutan estos temas de manera abierta, que hablen claramente de los tabúes de la discriminación, no sólo hacia las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.