Trabajadores de Claro protestan con paros por cambio en sus contratos: les aumentaron la jornada y les rebajaron el salario

Trabajadores del servicio al cliente de Claro hicieron paros de protesta.

Hasta hace un mes los trabajadores de servicio al cliente de Claro Hogar recibían un salario de $1´600.000 promedio mes, pero ahora, debido al cambio unilateral que la empresa introdujo en sus contratos, su remuneración por comisiones se redujo dramáticamente, de modo que su salario mensual ronda apenas el millón de pesos; con el agravante de que su jornada les aumentó casi dos horas y deben también laborar domingos y feriados.

Por tal razón, unos 200 trabajadores de varias oficinas de Claro en Bogotá (Soacha, Olaya, Patio Bonito, Plaza Imperial y Calle 80, entre otras) y de las oficinas de Bucaramanga paralizaron labores durante todo el día miércoles. No hubo atención al público, los trabajadores se limitaron a explicarles a los usuarios el atropello que en contra de sus derechos laborales está cometiendo la multinacional mejicana. En otras ciudades del país los trabajadores adelantaban consultas para también participar de la protesta.

Te puede interesar: En punto muerto porque la empresa no quiere negociar nada de lo solicitado por los trabajadores

La empresa ha justificado la medida aduciendo que obedece a reajustes y cambios necesarios en su modelo de negocio, y que se ha cuidado de no afectar a su personal. “Pero eso no es cierto, porque ahora los trabajadores de Claro Hogares también deben atender los clientes de Claro Móvil, y viceversa, lo que no solo les incrementó la jornada laboral, sino que les rebajó drásticamente el salario, como se ha visto en las últimas dos quincenas”, explicó Yuly Higuera, presidenta de la Unión de Trabajadores de Claro y el Sector de las Telecomunicaciones y las TIC (Utraclaro).

Es de aclarar que la multinacional mexicana fusionó las empresas Telmex y Comcel bajo la marca genérica Claro. Lo que antes era Telmex es ahora Claro Hogares, y Claro Móvil era antes Comcel. Pero ambas empresas siguieron funcionando de manera independiente, así para los trabajadores sea una sola empresa.

Te recomendamos leer: CLARO no sólo monopoliza las telecomunicaciones, también es primera en precariedad laboral y violación a la libertad sindical

La presidenta de Utraclaro señaló que con los cambios unilaterales en los contratos por parte dela empresa, las reducciones salariales han sido hasta del 50% en algunos casos, porque la medida afecta el ingreso variable, es decir, el que el trabajador obtiene por bonificaciones, que constituyen el 82% del total salarial.

A los compañeros les pusieron unas metas de venta muy altas, difíciles de cumplir, porque ahora les toca vender los servicios tanto de Claro Hogares como de Claro móvil, en un mercado que ya está saturado. Por eso hay sobrecarga laboral. Antes de las oficinas cerraban a las 6 de la tarde, ahora les toca salir a las 7 u 8 de la noche, y laborar también los domingos y festivos, por un salario menor”, agregó Yuly Higuera.

“Ahora debemos atender Claro móvil y Claro fijo, y las comisiones que recibíamos se han reducido en un millón de pesos mensuales”, dijo por su parte una de las empleadas participantes en el paro.

El sindicato envió una solicitud a la empresa para que revise el tema, pero la respuesta que obtuvo fue negativa. La empresa aduce que es una decisión tomada y sin reversa.

Puedes leer: Desde una carpa en la calle, contratistas de Claro protestan por atropello y reclaman derecho al trabajo

Asimismo, Marcio Mozane, Secretario Regional UNI Américas, federación internacional de la cual hace parte Utraclaro, envió un mensaje de apoyo a los trabajadores que adelantan la protesta en Colombia. Ver video:

Empresa intransigente

Como plan de emergencia, la multinacional de propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, puso a los trabajadores del Call Center y de Claro Móvil a atender el servicio en las oficinas afectadas por la protesta. Y además solicitó la visita de los inspectores del Ministerio de Trabajo para que constataran que se trataba de un cese de actividades irregular, ya que no surtió todos los trámites legales, por lo que quienes participaron en él podrían ser despedidos.

Ante la actitud agresiva y las amenazas de la empresa, los trabajadores que adelantaban el paro se atemorizaron y hoy jueves regresaron a su labor en las oficinas. En su mayoría son personas jóvenes, algunos profesionales y otros estudiantes universitarios, muchos de ellos afiliados al sindicato. El de menos antigüedad lleva 5 años en la compañía. “Es muy duro para ellos ver cómo de la noche a la mañana su rango salarial se reduce casi a la mitad”, comentó Yuly Higuera.

De otro lado, Utraclaro ya presentó su pliego de peticiones para negociar con la empresa Comcel sus condiciones de trabajo, negociación que debe empezar la primera semana de agosto. “Hay buen ambiente porque los compañeros están muy animados para defender sus derechos y porque el sindicato ha crecido en los últimos años”, anotó la señora Higuera.

Te puede interesar: ¿A quién le teme Carlos Slim en Colombia?

Hasta ahora Utraclaro han firmado una convención colectiva con Comcel, y con Telmex el proceso está estancado: llevan tres años en Tribunal de Arbitramento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.