CUT solicitó Guy Ryder intervenir por conflictos laborales en Colombia. Se endurece paro de maestros

En carta entregada directamente al director de la OIT, Guy Ryder, la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, le solicita su intervención para buscarle soluciones a los conflictos que hoy oscurecen el panorama laboral en Colombia.

La carta fue entregada en Ginebra por parte de Luis Alejandro Pedraza y Fabio Arias, presidente y secretario de la CUT respectivamente, quienes asisten a la 106° Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo que se realiza en esta ciudad suiza, y que terminará el próximo sábado.

Ver texto completo de la carta en:

http://cut.org.co/carta-de-la-cut-a-la-oit-solicitud-de-intervencion-en-conflictos-laborales-en-colombia/

En su misiva la CUT afirma que la situación social y laboral en Colombia es particularmente delicada porque los conflictos se han agudizado en todos los sectores. Menciona los largos paros cívicos de Chocó y Buenaventura, originados en el abandono estatal, los cuales fueron además tratados por el gobierno “de manera criminal”, mediante el uso de las fuerzas especiales de la policía, dejando varios manifestantes heridos.

Hace especial énfasis en la situación laboral en el sector estatal y en las movilizaciones de los maestros liderado por Fecode, que este martes completan 33 días en paro ante la negativa del Gobierno a acceder a sus peticiones. Además, denuncia que en el último mes tres docentes fueron asesinados en diferentes zonas del país, y hubo un atentado contra otro de ellos.

En cuanto a la situación laboral en las entidades del sector público, la CUT afirma que, pese a que existen dos acuerdos nacionales producto de negociaciones de años anteriores, estos no se han cumplido, y aún no se logra un acuerdo definitivo para este año, pese a más de tres meses de negociación y a las movilizaciones.

Llama igualmente la atención por la persecución sindical en Ecopetrol, empresa estatal en la que hay más de 1.200 procesos disciplinarios en contra de los afiliados a la USO, y el despido de varios de sus dirigentes. Y advierte sobre lo que ocurre en la empresa Cerro Matoso, con más de 16 trabajadores despedidos en represalia por una huelga que adelantaron hace dos años.

Ya la semana pasada, en el marco de la 106° Conferencia de la OIT, la CUT hizo una declaración en la que lamentó que la Comisión de Normas haya cedido a la presión del gobierno de Colombia y los empleadores, y no haya incluido al país en la lista de los 24 gobiernos que deben responder por el desconocimiento o violación de los convenios internacionales, teniendo méritos para ello, básicamente por la violación al convenio 87 sobre libertad sindical. Asimismo, solicitó al director de la OIT nombrar una Comisión de Alto Nivel para que visite a Colombia y adelante las respectivas investigaciones.

El paro en el Min-Trabajo

En la carta al director de la OIT, la CUT llama la atención en lo que ocurre en el Ministerio de Trabajo, donde sus más de 1.500 funcionarios se encuentran en paro desde el 9 de mayo, porque el Gobierno incumple acuerdos de nivelación salarial pactados hace dos años, con graves consecuencias para los trabajadores, los sindicatos y las empresas, pues por el paro la inspección laboral se encuentra suspendida, así como los procesos de conciliación y demás trámites que atiende este Ministerio.

Si se tiene en cuenta que cada día el Min-Trabajo realiza unas 500 conciliaciones en sus dependencias de todo el país, tenemos que en los 34 días que los trabajadores llevan en paro se han dejado de realizar 17.000 conciliaciones. Asimismo, están frenados los sindicatos creados en este último mes, pues mientras éstos no se notifiquen en el Ministerio no pueden actuar válidamente.

Para hoy se esperaba la llegada a Bogotá de un número grande de trabajadores de las distintas subdirecciones del Ministerio de Trabajo, a fin de desarrollar movilizaciones y una jornada de protesta.

El peor mensaje que pueden dar el Presidente Santos y la Ministra de Trabajo, es negarse a arreglar un conflicto en su propio despacho. Están impedidos moralmente a pedirles a los empresarios y demás entidades públicas que arreglen rápido sus conflictos”, dijo al respecto Francisco Maltés, responsable de asuntos estatales de la CUT.

El directivo opinó que lo que se busca con la estrategia dilatoria es que los sindicatos se agoten y abandonen la lucha, por cansancio. “Pero con eso el Gobierno juega con candela porque si esto sigue así puede terminar en un paro estatal indefinido, y posteriormente en un paro cívico nacional”, señaló.

Esa misma lógica –agregó– prima en el paro de los maestros, que no solo completó 33 días, sino que hoy hay un rompimiento total de las negociaciones. Desde hace una semana Fecode y el Min-Educación no se reúnen para dialogar, ante el “muro” que ha tendido el Gobierno al decir que no puede negociar nada, ya que nuevos compromisos económicos excederían su capacidad financiera.

El Gobierno, además, manifestó su intención de descontar a los maestros de su salario los días dejados de laborar, y que el Ministerio de Trabajo nombre un mediador que intervenga en el conflicto.

Esa posición intransigente y “retadora” del Gobierno ha llevado a los maestros a endurecer su posición y a incrementar sus movilizaciones. Negociar así, en medio de la amenaza, es muy verraco, y eso ha caldeado los ánimos de los maestros. Le pedimos al Gobierno que no polaricemos, que busquemos salidas y que tenga voluntad”, dijo al respecto Carlos Rivas, presidente de Fecode.

Y agregó: “Este paro va hasta cuando el Gobierno lo decida. Hoy somos un magisterio fuerte, dispuesto a realizar actividades. Así como fueron capaces de negociar con la guerrilla, ¿por qué no con nosotros?”.

Con respecto a lo que sigue en próximos días, teniendo en cuenta que el 19 de junio es la fecha que por calendario los maestros salen a vacaciones, el presidente de Fecode afirmó que esta semana tomarán la decisión: si suspenden el paro y se van a vacaciones, o siguen en actividades.

Para hoy martes los maestros en paro anunciaron una gran marcha de antorchas en Bogotá, y para mañana miércoles reanudarán las marchas, los plantones y los bloqueos de vías en varias ciudades del país, en lo que han llamado la “toma de las carreteras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.