Crisis en la negociación del Gobierno con sindicalismo estatal

Sindicatos del sector público denuncian total incumplimiento del Gobierno

Ayer el Esmad agredió violentamente plantón de estatales en Bogotá

 

Transcurridas tres semanas de negociación del pliego marco estatal, la CUT, CTC y CGT y las federaciones sindicales del sector público: Fecode, Fenaltrase, Utradec, Fecotraservipúblicos y Unete, decidieron suspender dicha negociación, toda vez que no han recibido respuestas concretas del Gobierno en torno a la ampliación de plantas de personal y trabajo decente, carrera administrativa y bienestar social para 1´200.000 empleados públicos, incluidos los integrantes de la fuerza pública.

En las tres semanas que llevamos negociando no se ha acordado ningún punto del pliego marco, ni siquiera el referido al incremento salarial para este año. Frente a las peticiones de orden económico y ampliación de plantas el Gobierno se niega a negociar, con el argumento de que, por la crisis fiscal, el desbalance de las importaciones y otras razones, no hay plata para cumplir nada”, aseguró Francisco Maltés, responsable de los asuntos estatales de la CUT.

El Esmad arremetió contra plantón de estatales con gases y balas de goma.

Los ánimos se caldearon ayer promediando la mañana cuando un escuadrón del Esmad arremetió con garrote, balas de goma aturdidoras y gases lacrimógenos contra unos 350 trabajadores estatales que protagonizaban un plantón frente a las instalaciones de la escuela de hotelería del SENA en Bogotá, sede de la negociación con el Gobierno; arremetida que se saldó con varios de los manifestantes aporreados y contusos, especialmente mujeres.

Para el sindicalismo estatal es necesario que el Gobierno Santos adopte un compromiso real para cumplir el artículo 74 del Plan Nacional de Desarrollo sobre formalización y ampliación de plantas de personal en las entidades públicas, y las sentencias C-614, C-171 y C-480 de la Corte Constitucional sobre trabajo decente. Pues hasta ahora, en los 7 años que lleva este Gobierno sólo se han formalizado 3.000 empleos. O sea que se necesitarían 933 años para formalizar los 350 mil empleados que trabajan por contrato con el Estado.

Francisco Maltés (izq.), Juan Diego Gómez, de la ISP (der.)

Francisco Maltés indicó que, por las mismas razones, tampoco se ha podido avanzar en las negociaciones de los pliegos en el Distrito de Bogotá, ni en las gobernaciones, municipios y demás entidades del orden nacional.

Es por eso que el sindicalismo estatal exige la presencia en la mesa del Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, pues es este funcionario quien debe definir los recursos para cumplir con la ampliación de las plantas en las entidades donde éstas ya fueron acordadas, como en los sectores salud, justicia, magisterio, profesores universitarios, Sena, Inpec, Dian, Aerocivil, Medicina Legal, Defensoría del Pueblo, Ideam, Ministerios de Transporte y del Interior, ICBF y la Unidad Nacional de Protección.

Además, ayer jueves las centrales sindicales y las federaciones estatales enviaron una carta al Presidente Santos, para solicitar que en el proyecto de ley sobre el presupuesto nacional que cursará la semana entrante en el Congreso, se incluyan recursos económicos para pagar los compromisos del Gobierno en las negociaciones de los años 2013 y 2105, y los que se acuerden en la negociación de este año.

Convocatoria a movilización

Ante este panorama, las organizaciones sindicales están convocando a los servidores públicos, sindicalizados o no, a una movilización nacional de protesta la semana entrante. La idea es que en cada alcaldía, gobernación o entidad donde haya negociación, los trabajadores hagan mítines, plantones y movilizaciones para exigirle respuestas al gobierno. En Bogotá la protesta se concentrará frente a las instalaciones del Sena, donde se realiza la negociación.

Si no se ven avances, lo más probable es que para finales del mes de abril estemos convocando a un paro nacional del sector estatal, que incluiría cese de actividades del magisterio, pues en las actuales condiciones sólo la unidad, la solidaridad y la movilización garantizarán el éxito en la negociación con el Gobierno”, agregó Francisco Maltés.

De hecho, desde el miércoles de esta semana están en paro las madres comunitarias del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, los jueces de ejecución de penas, algunas dependencias del Inpec; paros que amenazan con extenderse a otros sectores.

Que se cumplan acuerdos

En 2013 se dio la primera negociación colectiva en el sector estatal, en el 2015 fue la segunda, pero esta es la hora en que no se han cumplido puntos importantes suscritos en dichos acuerdos, entre ellos lo de la formalización y ampliación de las plantas de personal en las entidades estatales.

Estos incumplimientos están planteados como tema central en la negociación que actualmente sostienen los sindicatos estatales con el Gobierno, aparte de que hacen parte de la queja que las centrales sindicales instauraron ante la OIT.

Según Francisco Maltés, se exige que se cumpla con la presentación de un proyecto de ley de carrera administrativa especial para los sectores salud, ciencia y tecnología y las contralorías territoriales. Como también que haya voluntad política para ratificar, como fue acordado, los convenios de la OIT 135, 149, 156 y 183. Aún no han sido presentados los proyectos de ley para la ratificación de estos convenios en el Congreso.

Llama la atención que el gobierno se niegue a la modificación del Decreto 160, que regula la negociación colectiva en el sector estatal, para incorporar en él lo que la OIT y la ley 411 contemplan como mecanismos alternativos de solución al conflicto laboral cuando no hay acuerdo directo de las partes.

Además, exigen garantías para ejercer la protesta, que esta no sea reprimida o penalizada, tal como sucedió ayer con el ataque del Esmad al plantón que se realizaba frente al Sena en Bogotá. Asimismo, hacen un llamado a la Procuraduría General para que investigue la agresión de que fueron víctimas los servidores públicos por parte de la policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.