Sindicato de Politécnico Jaime Isaza cuestiona idoneidad del rector y denuncia persecución antisindical

Imagen de referencia tomada de politecnicojic.edu.co

Recientemente la CUT envió una comunicación a las directivas del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, de Medellín, institución oficial, en la cual le reclama por la persecución de que viene siendo objeto el sindicato de base de la institución, y específicamente su presidente, así como por una serie de irregularidades en este plantel, en cabeza de su rector Libardo Álvarez Lopera.

 En su misiva, la CUT rechaza las amenazas y acosos que han sufrido miembros de la comunidad politécnica: estudiantes, profesores y sindicalistas, desde cuando a la rectoría llegó Álvarez Lopera, todo como retaliación a las denuncias de situaciones administrativas no claras, la represión contra el movimiento estudiantil y sindical, e incluso prácticas corruptas.

Hace hincapié en el caso de Juan Carlos Jaramillo, presidente de la Asociación Sindical de Servidores Públicos del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, Asinserpol, filial de la CUT, a quien el rector, sin tener atribuciones para ello, destituyó e inhabilitó por diez años para ocupar cargos públicos.

¿La razón? Supuestas lesiones personales que Jaramillo profirió en una riña a un empelado administrativo, tres años atrás, sin ninguna trascendencia porque de eso no quedó denuncia en Fiscalía ni Procuraduría. El rector lo sacó de la carpeta para aplicarle expresamente esa sanción al directivo sindical, cuyo abogado ya interpuso demanda contra el rector por abuso de autoridad y violación a los derechos humanos de Jaramillo.

Un acto abiertamente arbitrario, que ni siquiera la Procuraduría General ha proferido contra un dirigente sindical. El rector acude a la falsedad para imponer esa sanción descabellada, endilgándole a Juan Carlos Jaramillo, sin solidez ni seguridad jurídica, el delito de lesiones personales, cuando ni siquiera la Fiscalía lo ha acusado por ese delito”, señala en su comunicado la CUT.

Puedes leer:

El rector persigue al sindicato

Por su parte, la junta directiva de Asinserpol, en uno de sus muchos comunicados de denuncia sobre la situación en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid afirma que se trata de un caso casi de venganza personal del rector contra el presidente del sindicato, una prueba de ello es que a un contratista no le renovó el contrato porque era amigo del sindicalista. Lo que afecta toda la organización, a la que le ha quitado derechos adquiridos, o no ejecuta los puntos acordados.

Si bien el rector  Álvarez Lopera –a quien todavía le quedan dos años al frente del Politécnico– no se ha negado a la negociación del pliego petitorio, nombra negociadores de segundo nivel, que no deciden nada, o hacen acuerdos demasiado pobres, alegando que por normas presupuestarias no puede extenderse más allá de lo que da.

Pero hay cosas que sí puede hacer, y no hace. Como habilitar una oficina para el fondo de empleados. Dice que no hay espacio de sobra, cuando sí lo hay”, agrega el comunicado de Asinserpol.

La institución no da a los empleados los elementos de trabajo que por ley debe dar. Las señoras del aseo, por ejemplo, van a trabajar con los zapatos rotos porque hace dos años no tienen dotación. Los operarios de las granjas en Marinilla y San Jerónimo igual. Corren riesgos en su salud e integridad al no contar con elementos de protección, lo que también afecta la imagen corporativa de la entidad. 

Por estos y otros hechos el sindicato ha formulado innumerables quejas antes el Ministerio de Trabajo, la Procuraduría y la Fiscalía. Empezando porque el asesor del rector para asuntos sindicales es Mario de J. Valderrama, un personaje que, según Juan Carlos Jaramillo, entrevistado por esta Agencia, ha sido nefasto para el movimiento sindical.

 “Es un reconocido vendido a los patronos”, enfatizó. Además es quien da línea a la otra organización sindical que anida en el Politécnico, un sindicato “amarillo” que el rector maneja como quiere, recalcó.  Tan reaccionario es, que la semana pasada sacó un comunicado rechazando la protesta de los estudiantes.

El mismo Jaramillo ha sufrido amenazas contra su vida por parte de personas cercanas al rector, exactamente las mismas amenazas que han recibido los líderes y activistas del movimiento estudiantil, el cual también mantiene un duro pulso con Álvarez Lopera y su mala administración, a la que culpan del retroceso y la mala calidad académica del Politécnico, y pide su renuncia.

“Detrás de toda esta crisis está la idoneidad del rector para seguir en el cargo. Es lo que reclamamos nosotros los del sindicato y el estudiantado, que este año le han hecho mítines y paros, que han congestionado la movilidad en la zona de El Poblado. La última esta semana”, dijo Jaramillo, quien habla de hacer una declaratoria de emergencia de calidad académica, dada la mala situación. Dice que el Ministerio de Educación ha cerrado programas y le ha negado renovaciones de registros calificados.

Menciona el caso de una camioneta de lujo que el rector compró por $128 millones, que saco de un rubro destinado para laboratorios y bibliotecas. No quiso recibir el vehículo que tenía asignado, ese no le servía.

Y otra perla que denuncia el sindicato: el hermano del rector Álvarez Lopera es dueño de inversiones Raúl Álvarez, que maneja varias carnicerías, a las cuales se les hace publicidad en la pantalla tipo led en la rotonda de entrada al Politécnico; pantalla que también usa para hacer publicidad a sus candidatos políticos.

Te recomendamos:

Amenazas a estudiantes

Al estamento estudiantil no le va mejor con al rector Álvarez Lopera, tanto así que a sus líderes los señala como guerrilleros, no los escucha y pone todo tipo de trabas a sus manifestaciones de protesta.

A mediados de este año se conoció un comunicado del sindicato con copia a la Defensoría del Pueblo, Unidad de Derechos Humanos de la Procuraduría, la CUT y medios de comunicación, repudiando las amenazas al líder estudiantil Sebastián Giraldo Zapata. Dos hombres en moto lo abordaron en su barrio y lo amenazaron, junto a Daniel, otro reconocido líder estudiantil.

En redes sociales circula un video que registra el momento en que el rector y sus seguidores impiden la circulación de uno de estos líderes, a quien el rector retiene con los codos para que no transite, y además lo insulta con malas palabras.

Al respecto, la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior, UNEES, emitió un comunicado de rechazo a las amenazas contra  Giraldo, y también pide la salida del rector, dada su incapacidad para administrar la educación. Recuerda que en 1998, cuando Álvarez Lopera fue rector por primera vez, dejó la administración a su amigo Guillermo Mejía, una de las más malas administraciones que tuvo la entidad.

Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envianos un mensaje. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.