Resumen de agosto de 2016

Un total de 17 notas publicó la Agencia de Información en el mes de agosto, y de ellas reseñamos las 6 más relevantes para efectos de este resumen:

1- CUT, CTC y confederaciones de pensionados inician campaña por el SÍ al plebiscito refrendatorio del acuerdo Gobierno-Farc.
2- Centrales sindicales y federaciones internacionales hacen frente común contra tercerización laboral.
3- Federación sindical de educadores se la juega toda por la paz, y anuncia intensa campaña por el SÍ en el plebiscito.
4- El sindicalismo bancario hace frente común con campaña en favor del proceso de paz y el SÍ en el plebiscito.
5- Las empresas de vigilancia en Colombia: cuarteles sin trabajo decente.
6- ¡Insólito! En la filial de la General Motors en Colombia los trabajadores enfermos crean sindicato para defenderse de los atropellos.


16 de agosto:

CUT, CTC y confederaciones de pensionados inician campaña por el SÍ al plebiscito refrendatorio del acuerdo Gobierno-Farc

La campaña arrancó desde el 17 de agosto, con una jornada nacional de sensibilización por el SÍ a la paz y al plebiscito refrendatorio de los acuerdos entre el gobierno y la guerrilla de las Farc el próximo 2 de octubre.

La jornada incluyó una serie de foros en las distintas capitales del país, lo mismo que asambleas, mítines y plantones por parte de los sindicalistas en las entradas de las empresas, oficinas y durante los cambios de turno en los puestos de trabajo.

Fabio Arias, Secretario General de la CUT, explicó que la jornada tuvo como intención que los trabajadores de las empresas y entidades donde la CUT tiene sus sindicatos, se enteren de las decisiones de la central frente al tema de la paz y apoyen el SÍ en el plebiscito.

Resolver 52 años de guerra es muy importante para el país, y lo es doblemente para la CUT, una confederación que ha puesto más de 3 mil sindicalistas asesinados, ha soportado más de 13 mil acciones de violencia antisindical, muchas convenciones colectivas perdidas y sindicatos desaparecidos por la violencia, señaló Arias.

Sin embargo, aclaró, no se trata de una campaña de respaldo al gobierno del Presidente Santos, de cuyas políticas económicas, sociales y laborales el sindicalismo está muy distante. “En lo único que coincidimos con el Gobierno es en que hay que votar por el SÍ, porque a los trabajadores les conviene la paz en la perspectiva de poder desarrollar su actividad sin el riesgo de ser estigmatizados o de perder la vida, que es lo que ha pasado”, explicó.

El foro más importante se realizó en Bogotá, y contó con la participación de Víctor Báez, Secretario General de la Confederación Sindical de las Américas, quien viajó a ratificar el compromiso de los trabajadores y el sindicalismo de Las Américas con el proceso de paz en Colombia.


3 de agosto:

Centrales sindicales y federaciones internacionales hacen frente común contra tercerización laboral

En el Encuentro Nacional contra la Tercerización Laboral realizado recientemente en Bogotá, convocado por la CUT y CTC, las federaciones internacionales Industri-All, UNI, UITA, ICM, ISP, ITF, las organizaciones sindicales participantes emitieron una declaración de rechazo a la tercerización, que se ha convertido en el instrumento principal del Gobierno y los empresarios colombianos para profundizar la precarización laboral y las formas indebidas de contratación, y en obstáculos para el trabajo decente y el ejercicio de los derechos de asociación sindical, negociación colectiva y huelga.

Recordaron que la tercerización en Colombia afecta al 50% de los trabajadores, a través de la intermediación por cooperativas, las sociedades por acciones simplificadas, contratos sindicales, empresas de servicios temporales, contratos de prestación de servicios, informalidad laboral, entre otros. Cerca de 15 millones de trabajadores no tienen contrato formal y más de 7 millones tienen contratos ilegales. Las mujeres y los jóvenes son los dos sectores más golpeados por la aplicación de estas formas de precarización.

Y es el gobierno el que da el peor ejemplo, “alcahueteando” la tercerización laboral desde el Ministerio del Trabajo, dice la resolución. En los primeros 4 años del gobierno Santos el contrato sindical creció significativamente: de 50 en el 2010, pasó a más de 2.000 en el 2015.

El Encuentro estableció varias tareas para hacer más efectiva la lucha sindical contra este flagelo, entre las que se cuentan la creación de un Comité Nacional contra la Tercerización, integrado por representantes de las 3 centrales sindicales, las federaciones internacionales con presencia en Colombia y las organizaciones sociales que deseen vincularse.

Además, la realización de un encuentro nacional anual, una gran movilización en las principales ciudades el 7 de octubre, en el marco del Día Mundial por el Trabajo Decente, así como diversas acciones mediáticas, entre otras tareas.

Asimismo, en su declaración final las centrales sindicales y federaciones internacionales llaman a confrontar con la movilización y el paro la política económica y social de Santos, y toda forma de intermediación y precarización laboral.


29 de agosto:

Federación sindical de educadores se la juega toda por la paz, y anuncia intensa campaña por el SÍ en el plebiscito

“La paz es consustancial con los educadores y con la educación. Colombia y los colombianos nos merecemos esta oportunidad”, dijo Rafael Cuello, secretario de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, organización que representa a 332 mil maestros y maestras del país y que anunció un decidido respaldo al proceso de paz en Colombia y una intensa campaña por el SÍ en el plebiscito que lo refrendará el próximo 2 de octubre.

La campaña incluye circulares informativas a los 23 sindicatos filiales de Fecode, la distribución entre los educadores de 300 mil cartillas explicativas de los acuerdos de La Habana, 100 mil afiches para fijar en instituciones educativas y sitios emblemáticos, y 10 millones de cartas que los maestros entregarán a sus estudiantes para que estos a su vez las entreguen a sus padres, en las cuales se explicarán las razones para votar por el SÍ.

Por otra parte, con el auspicio de la Federación Internacional de la Educación (IE) realizará el 5 de septiembre el Encuentro Internacional de Maestros por la Paz de Colombia, como un gesto de respaldo de los educadores del mundo, evento que estará encabezado por el Secretario General de la IE, Fred Vaan Leewuen. Confirmaron asistencia maestros de Estados Unidos, Argentina, Bélgica, Holanda, Alemania, Portugal, España, Uruguay, Chile, Paraguay, Finlandia, Suecia, México y Noruega.

“Somos gestores de cultura, de ciencia, de pedagogía, somos formadores del mañana, y en esa medida queremos aportar nuestro grano de arena en el propósito de tener un país más democrático y con más justicia social”, puntualizó Cuello, quien recordó que el sindicalismo magisterial ha sido el más victimizado por el conflicto colombiano. En los últimos 30 años fueron asesinados 1.074 maestros, unos 5 mil fueron amenazados, desplazados y exiliados.

Aclaró el directivo sindical que el apoyo de Fecode al proceso de paz no implica necesariamente apoyo al Gobierno Nacional y sus políticas neoliberales. “No compartimos la mayoría de las políticas de ese gobierno, pero vamos a izar la bandera de la paz y del SÍ al plebiscito”, puntualizó.


25 de agosto:

Sindicalismo bancario hace frente común en campaña en favor del proceso de paz y el SÍ en el plebiscito

No es usual que los sindicatos del sector financiero colombiano se unan en torno a alguna causa común, por lo que resulta significativo que las organizaciones sindicales más representativas de este sector hayan acordado adelantar en conjunto una campaña pedagógica en favor del proceso de paz y el SÍ en el plebiscito del 2 de octubre.

Se trata de la Unión Nacional de Empleados Bancarios (UNEB), el Sindicato de Trabajadores del Banco de Colombia (Sintrabancol), la Asociación Nacional de Empleados del Banco de la República (Anebre) y la Asociación Colombiana de Empleados Bancarios (ACEB), las tres primeras filiales de la confederación sindical CUT y la última de la CTC.

Para ello cuentan con el apoyo de UNI Global Union, federación sindical internacional del comercio y los servicios, a la cual los 4 sindicatos están afiliados. Su secretaria general para las Américas, Adriana Rosenzvaig, explicó que el respaldo de UNI al proceso de paz en Colombia se aprobó por unanimidad en el congreso mundial que esta federación realizó el año pasado en Sudáfrica.

“Es una gran oportunidad para cambiar la cultura del diálogo social en Colombia. Hay que lograr un escenario en el que los conflictos laborales puedan dirimirse desde otra óptica. Donde hay guerra no hay diálogo ni consenso, lo único que se pretende es la desaparición del otro”, puntualizó la dirigente de UNI América.

Será una campaña extensiva a los distintos ámbitos: los trabajadores de los bancos, los usuarios de estos y la sociedad en general, a través de cartillas, videos, páginas web, interacción en redes sociales, y afiches exhibidos en las oficinas de las entidades financieras. Asimismo, se invitará a los empleados bancarios a que traten el tema en el seno de sus familias, para de esa manera llegar a por lo menos un millón de personas. “Porque el reto es lograr que en el plebiscito el voto por el SÍ sea contundente”, agregó la dirigente sindical.

Y un tercer frente serán los dueños de los bancos, a quienes los 4 sindicatos preparan cartas en las cuales se les solicitará que se pronuncien en favor de la paz, y públicamente le digan al país cuál es su posición frente al plebiscito y su papel en el proceso del posacuerdo.

“Es importante que digan cómo van a apostarle al país en términos de bajar la desigualdad social, de la democratización de los créditos bancarios, la accesibilidad a los mismos, entre otros aspectos que tiene que ver con la sostenibilidad de la paz en Colombia” anotó Sofía Espinosa, presidenta de UNEB.


8 de agosto:

Empresas de vigilancia en Colombia: cuarteles sin trabajo decente

El sector de las empresas de vigilancia es uno de los que más crecimiento ha tenido en Colombia, donde, según datos del 2014, existían 740 empresas dedicadas a este negocio, que genera muchas utilidades.

Este crecimiento se debe, de un lado, al conflicto social y armado que ha signado al país en las últimas décadas, que genera un sentimiento de riesgo que fomenta la adquisición de servicios de vigilancia y seguridad privada. Y de otro lado, obedece a la situación de crecimiento de la economía colombiana y al ingreso al país de compañías multinacionales de la vigilancia y transporte de valores.

La que si no evoluciona favorablemente es la situación de los trabajadores de este sector. El modelo de trato autoritario y despótico, característico de los cuarteles, todavía prevalece en la mayoría de las oficinas de relaciones laborales de estas empresas.

Asimismo, crear sindicatos en este sector es una misión casi imposible. Los trabajadores que se atreven a ejercer el derecho de asociación encuentran todo tipo de resistencias: estrategias de choque, despidos y todas las formas de represión posibles, así como la imposición de pactos colectivos y formas de contratación que imposibilitan la afiliación sindical. En 2015 este sector ocupaba 216.151 personas, y de ellas solo estaban sindicalizadas 4.829, o sea el 2.2%.

Entre los problemas que deben enfrentar los trabajadores de la vigilancia privada están:
Largas jornadas de trabajo (12 horas o más), sobrecarga laboral, trabajo temporal y tercerización ilegal, bajos salarios, estabilidad prácticamente inexistente, procedimientos disciplinarios arbitrarios sin garantía del debido proceso, falta de compatibilidad entre la vida laboral y familiar, problemas de salud originados por malas condiciones de trabajo, asignación de funciones distintas a las contratadas, trato indignante de las directivas y jefes directos, violación de los derechos de las mujeres, discriminación e imposibilidades de ascensos.


1° de agosto:

¡Insólito! En filial de la General Motors en Colombia los trabajadores enfermos crean sindicato

Colmotores, filial de la multinacional General Motors en Colombia, merece ser catalogada como una de las empresas que más trabajadores enfermos tiene en su nómina, y también la que más los maltrata. Tanto así que 59 operarios que tienen algún grado de enfermedad o discapacidad de origen laboral, constituyeron un sindicato para defenderse de las arbitrariedades de la empresa.

En las últimas semanas fueron despedidos de la fábrica de Bogotá 34 trabajadores que padecen patologías como síndrome de manguito rotador, túnel del Carpio, discopatías lumbares, hernias, epicondilitis, artrosis, bursitis, entre otras, aseguró Liliana Quemba, abogada asesora de la Unión de Trabajadores Enfermos de General Motors, como se llama este sindicato.

Son trabajadores que están en una situación de debilidad manifiesta y protegidos por la ley de Estabilidad Laboral Reforzada. O sea que su despido exige una previa autorización del Ministerio de Trabajo, trámite que la empresa no cumplió.

No es la primera vez que la General Motors Colombia se ve envuelta en despidos y vulneración de los derechos de los trabajadores enfermos o con discapacidad. Desde hace 4 años un grupo de trabajadores despedidos enfermos adelantan una protesta frente a la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, instalados en ranchos de plásticos y tablas. Varias huelgas de hambre, crucifixiones y sellamiento de labios han realizado estos trabajadores, sin que hasta ahora se les haya resuelto su situación.

Según la abogada Quemba, la razón para que la General Motors Colombia tenga tantos enfermos y discapacitados, es el atraso tecnológico de su planta. Mientras en Estados Unidos las operaciones de cargue y ensamble las realizan robots, acá las deben hacer los trabajadores manualmente, exponiendo permanentemente su integridad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.