Más opiniones sobre los resultados de la negociación estatal

Foto de referencia. Mesa Nacional Estatal. Tomada de Twitter @MintrabajoCol

Uno de los hechos sindicales importantes del mes que termina, fue la negociación estatal en la cual las centrales y federaciones sindicales lograron el acuerdo colectivo con el Gobierno Nacional, acuerdo que impacta a cerca de un millón 300 mil empleados del sector público.

Este Acuerdo Estatal, logrado tras dos meses de ardua negociación en el marco del Decreto 160 de 2014, contiene puntos y elementos que han sido bien recibidos por el sindicalismo estatal y las y los trabajadoras beneficiados.

En un informe anterior la Agencia de Información habló, entre otros con Francisco Maltés, responsable de asuntos estatales en el Comité Ejecutivo de la CUT. Maltés aseguró que el incremento ha sido bien recibido por parte de los trabajadores estatales. “Muchas entidades estaban esperando este acuerdo para definir salarios en las regiones”, anotó.

Te puede interesar: Incremento salarial de 4,5% y acuerdo para ampliar plantas de personal, principales logros en negociación estatal

Ahora publicamos otras tres opiniones autorizadas en torno al tema, como una manera de entender los alcances y el significado del Acuerdo.

Ellos son Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT; Ricardo Díaz, presidente de Unete y Jorge Peña, presidente de Fecotraservipublicos, de la CTC:

Julio Roberto Gómez

Presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT)

El tema del aumento salarial fue neurálgico en la negociación, por su impacto para un millón 300 mil trabajadores. Siempre había sido una odisea llegar a un punto por encima de la inflación. En esta ocasión rompimos ese punto y alcanzamos un 1.32% por encima de la inflación, 4.5% de aumento total, y el año entrante igual.

Pero el acuerdo contiene otros temas muy importantes. Destaco que se haya abordado con profundidad la lucha contra la informalidad laboral en el sector público, mediante una política de ampliación de las plantas de personal. En la mesa incluso se habló de la posibilidad de que unos 400 mil trabajadores sean agregados a las plantas, y así dejar de lado el fenómeno de la tercerización laboral, que impacta tanto a los trabajadores en el orden central, departamental y municipal. El SENA tiene casi 30 mil tercerizados, lo cual es absurdo, cuando lo que cumplen son labores de carácter misional permanente. Y lo mismo pasa en los ministerios y diferentes entidades del Estado. Lograr esa formalización requiere una profunda voluntad política, ya que necesita que el Congreso apruebe una ley

También destaco que a instancias del Acuerdo Nacional se abrieran diferentes mesas sectoriales, como las de educación y justicia. Las negociaciones en estas mesas avanzaron, especialmente en los casos de la Procuraduría General, los ministerios de Trabajo y Vivienda.

Y debo destacar el avance acumulado logrado en las tres negociaciones que hemos hecho en el sector público desde el 2014 cuando se instituyó. Hace diez años era impensable la negociación masiva, a los trabajadores del  sector público les estaba vedado ese derecho. Van tres negociaciones y lo que se ve es un balance muy positivo, porque protege los derechos de un millón 300 mil trabajadores del Estado, incluidas las fuerzas armadas y órganos de seguridad.

Como falencia del proceso yo señalaría la necesidad de que las organizaciones sindicales nos articulemos mejor. Hace falta que no nos perdamos en un universo de tantas cosas y apuntemos a lo más determinante. Pero más allá de eso, hay que sentir una gran satisfacción por lo que hemos logrado.

Puedes leer: Importantes acuerdos para el magisterio logra Fecode en negociación con el Gobierno

Ricardo Díaz

Presidente de la Unión Nacional de Trabajadores del Estado y los Servicios Públicos (Únete):

Como balance general de este Acuerdo Estatal, en Unete creemos que  hay avances importantes, pero también deudas pendientes. Avances en lo referido a salarios, carrera administrativa, derechos y garantías sindicales, jornada laboral, bienestar y capacitación.

En particular yo destaco lo del blindaje de los acuerdos con la garantía del principio de continuidad, progresividad y no regresividad. Porque hay algunos encargados jurídicos que tienen la tesis de que este principio no existe, o no lo cumplen. No es una tesis valedera pero se estaba convirtiendo en un inconveniente para el cumplimiento de los puntos negociados.

Logramos avances sustantivos en el punto de ampliación de plantas de personal para enfrentar la informalidad laboral en el sector público. Lo cual es importante para el futuro y el desarrollo del sindicalismo. Eso es estratégico.

En cuanto a lo salarial ha sido un incremento importante. Lo positivo es que se logra derrotar la tendencia del Gobierno que a resolver todas las peticiones salariales con la fórmula de índice de inflación más un solo punto. Lo subimos a 1.32%. Sin embargo, no es plenamente satisfactorio, por cuanto la deuda salarial que tiene el Estado con los estatales sigue pendiente.

Jorge Peña

Presidente Federacion Colombiana de Trabajadores y Servidores Públicos (Fecotraservipublicos). Miembro Comité Ejecutivo CTC.

La negociación colectiva estatal llegó para quedarse, es una realidad  para los empleados públicos del país. Pero sigue en construcción, y esta vez, pese a que no quedamos completamente satisfechos, hemos avanzado. Como avances destaco tres aspectos. El salarial, que  es el que más preocupa e interesa a los empleados públicos. Se había vuelto un Karma, como decimos popularmente, romper la barrera del IPC más el 1%, que se había escriturado para todos los años. Esta vez las tres centrales sindicales y las federaciones nos  fijamos la meta de superar esa barrera. Y lo logramos. Tenemos  0.32% por encima del aumento tradicional.

Destacable el acuerdo para la ampliación de plantas y la formalización de los empleos, acuerdo al que vamos a tener que hacerle seguimiento. El Gobierno se compromete a trasladar del rubro de inversión a gastos de funcionamiento y crear puestos estables. Para eso se necesita una ley, y para ello el Gobierno se comprometió a tramitar un proyecto de ley en el Congreso en tal sentido. Dependerá de la capacidad de presión del movimiento sindical lograr esa reivindicación.

Como debilidad de este proceso vi que faltó más conciencia entre los trabajadores estatales para hacer movilizaciones. Lo único que nos queda a nosotros los trabajadores es la movilización, y vemos que la gente se ha vuelto un poco apática. Es una debilidad que no podemos ocultar. Lo otro es que hay federaciones sindicales nuevas que nos complicaron, que no favorecen el proceso sino que lo entorpecen. Afortunadamente la CTC, la CGT y la CUT logramos unificar criterios y echarnos la responsabilidad encima, y sacar adelante la negociación.

Finalmente, hay que reconocer que Gobierno tuvo buena disposición para sentarse a negociar con nosotros, a presar de las contradicciones. Y eso ayudó”.

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.