Indupalma se habría cansado de pagarle bien a los trabajadores y se sometió a liquidación voluntaria

Asamblea de trabajadores de Sintraproaceites realizada el 3 de noviembre por la liquidación de Indupalma. Cortesía

Indupalma, una de las empresas más antiguas y reconocidas del país en lo que tiene que ver con la producción de aceite de palma, se acaba de declarar en liquidación voluntaria. El pasado 01 de noviembre le informaron a Sintraproaceites, organización sindical de la empresa, que se había sometido, voluntariamente, a esa figura.

A Sintraproaceites y a los trabajadores en general esta noticia los tomó por sorpresa. No desconocían las dificultades por las que atravesaba Indupalma, pero la administración en todo momento había negado que estuvieran pensando en liquidar la empresa. Incluso, en días recientes, en reuniones con el viceministro de trabajo, habían dicho que no iban a acabar con la compañía.

Por eso el sindicato ha dicho que esta liquidación es un engaño. Raúl Patiño Nuñez, presidente nacional de Sintraproaceites dijo que no saben nada más de lo que les informó la compañía el viernes pasado. “Nos tienen al margen” dice. Y asegura que se sienten engañados porque la empresa les había dicho que no estaban pensando en una liquidación. “Nos encontrábamos en conversaciones con la compañía buscándole soluciones estructurales a la crisis de la empresa. Nosotros estábamos ayudando y aún así salen con la noticia de que la van a liquidar. Eso nos tomó por sorpresa”.

En San Alberto, sur del Cesar, donde tiene sentada sus operaciones la empresa, el desempleo aumentaría. Son cerca de 300 familias, calcula Patiño Nuñez, las que quedaría sin sustento con la liquidación de Indupalma.

Puedes leer:

Lo que está haciendo Sintraproaceites por la liquidación de la empresa

Sintraproaceites afilia a 245 trabajadores de Indupalma en liquidación. De ellos, más de la mitad laboran en la planta extractora y el resto son personal encargado de la supervisión en campo. Al sindicato pertenecen más del 50% de los trabajadores que se estiman en poco más de 400.

El sindicato no se ha quedado quieto con el anuncio de la liquidación de Indupalma. El viernes, apenas conocieron la noticia, citaron a una asamblea extraordinaria la cual se realizó el pasado domingo. En ella recibieron algunas charlas para entender la figura a la que se sometía la empresa y además tomaron varias determinaciones como pedir que no firmaran retiros voluntarios y enviar comunicaciones al Ministerio para que esté al tanto de la situación.

De la misma manera, el sindicato se declaró tranquilo y a la expectativa de la información que Indupalma les dé sobre el proceso de liquidación.

Arturo Rincón, presidente de la seccional San Alberto de Sintraproaceites coincidió con Raúl Patiño Nuñez en la extrañeza que les representó la noticia de la liquidación de Indupalma. Dijo que no tienen mayor información sobre el proceso de liquidación y la empresa no les ha dicho cuáles serán los procedimientos.

Los trabajadores en este momento están en sus casas. El pasado sábado la empresa canceló el último salario atrasado y les envió una comunicación donde les decía que no se presentarán a laborar y que continuarían recibiendo sus salarios y el pago de la seguridad social.

Pero el trabajo en los cultivos no ha parado. Las empresas contratistas, recientemente creadas, continúan con las labores normales. A los trabajadores vinculados a estás les dieron un parte de tranquilidad en lo relacionado con la liquidación de Indupalma.

Te recomendamos:

Las posibles razones para que Indupalma esté en liquidación

Una de las razones principales por las que se da la liquidación, según la organización sindical, tiene que ver con quitarse la “carga” que representan los trabajadores para la empresa. “Quieren acabar con los beneficios que los trabajadores hemos logrado a través de la historia. Además, quieren acabar con la convención colectiva que es la mejor en el sector palmero y con Sintraproaceites”, dice Raúl Patiño Nuñez.

Por su parte, Arturo Rincón agrega que la carga pensional y las deudas con los proveedores son las razones argumentadas por Induplama para declararse en liquidación. Según él, estos son los argumentos para decir que la empresa no es viable y que hay que liquidarla porque no tienen como solventar las deudas que se les presentan.

Sin embargo, Rincón dice que está es una situación que la empresa venía fabricando desde tiempo atrás con el fin de someterse a la liquidación.  “Como sindicato le habíamos presentado a la compañía y al Ministerio de Trabajo documentos para decir que algo así se podía dar, pero la empresa lo había negado, nos dijeron que la empresa iba para adelante.” Dice Rincón.

Según el directivo sindical, las condiciones para que Indupalma se declarara en liquidación comprendía situaciones como tener cuentas embargadas y atrasarse en el pago de la seguridad social y salarios. Eso estaba pasando en la empresa. Lo raro es que para poderse acoger a la figura de liquidación voluntaria se tenían que poner al día y eso fue lo que aconteció la semana anterior.

De la misma manera, Sintraproaceites dice que ellos habían advertido de inversiones mal hechas en la compra de tierras en el Vichada para el cultivo de caucho. Asegura el sindicato que el dinero no retornó y que la empresa no fue clara en las razones del porque no se habían hecho esas desinversiones si supuestamente no eran rentables. 

En conclusión, para Rincón es claro que lo que hay detrás de la liquidación de Indupalma es el interés por acabar con la convención colectiva de trabajo de la cual es titular Sintraproaceites. Afirma que está es la mejor en el sector palmicultor, lo cual no significa que ponga en riesgo a la empresa. “Nosotros le hemos demostrado a la empresa que es viable con la convención. Creemos que la compañía, a pesar de las dificultades, puede salir adelante”, aseguró Arturo rincón.

Te puede interesar:

Otros problemas de la empresa

En enero del 2018, cerca de 1200 trabajadores tercerizados a través de cooperativas de trabajo asociado iniciaron un paro indefinido que duró 20 días. La huelga se resolvió con el acuerdo que llevó a que se crearan dos empresas mediante las cuales se haría la contratación de los trabajadores de manera indefinida.

Estos son las empresas que en la actualidad continúan prestando sus labores de campo en los cultivos de Indupalma en San Alberto y a las cuales les informaron que no tendrán ningún problema.

En agosto pasado, Sintraproaceites votó una huelga también, esto por los atrasos constantes que la empresa venía presentando en pagos salariales y de seguridad social. No hubo necesidad de iniciar el cese de actividades ya que Indupalma, con mediación del Ministerio de Trabajo, se comprometió a ponerse al día y a cumplir con sus obligaciones.

La CUT y los sindicatos palmeros apoyan a Sintraproaceites

En un comunicado, los sindicatos de la palmicultura afiliados a la Central Unitaria de Trabajadores CUT, agrupados en la Coordinadora nacional de sindicatos del sector, se solidarizaron con Sintraproaceites y manifestaron todo su interés para apoyarlos en los temas que consideren pertinentes.

La comunicación firmada por Sintraimagra, Sintrainagro, Sintrapalmas, Sintraproaceites y la CUT hace un llamado para que el movimiento sindical esté pendiente del desarrollo de este conflicto laboral. “Entendemos que la intención de los socios es destruir los beneficios conquistados justamente por los trabajadores, los cuales han costado años de lucha y sacrificio…” asegura el comunicado.

Por último, hacen un llamado las fuerzas vivas de la región y especialmente a la comunidad de San Alberto para que se unan y busquen una salida a la liquidación de Indupalma. También, y en esa misma línea, hacen una invitación a las instituciones estatales tales como “el Ministerio del Trabajo, alcaldías municipales, concejos y demás órganos, a que intervengan como garantes de los derechos económicos, sociales y laborales de la comunidad del sur del Cesar”

No dejes de leer:

Los dueños de Indupalma

Indupalma fue una de las empresas pioneras en la agroindustria de la palma de aceite en Colombia. Fue fundada en 1961 por el empresario Moris Gutt, quien había llegado de Cuba en la década de los 40 y era el dueño de empresas como Grasco y Dersa que necesitaban del aceite de palma como ingrediente principal de sus productos. 

En la actualidad, es propiedad del grupo controlado por Daniel Haime Gutt que sigue siendo el dueño de empresas como Grasco, que hace la reconocida margarina La Fina y Dersa que fabrica detergentes. Además, tiene inversiones en empresas inmobiliarias.

El grupo controlado por el empresario oriundo de Cartagena también es propietario de otras empresas relacionadas con el tema del aceite de palma y fundadas recientemente. Es el caso de Extractora Oro Rojo, que tiene su planta principal en Sábana de Torres, muy cerca de donde está Indupalma y a la que posiblemente trasladaría las operaciones de San Alberto por la liquidación.  

Ya puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envianos un mensaje. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.