En la USO hay posiciones encontradas frente al fracking

(Imagen tomada de revistapetroquimica.com)

El informe que la semana pasada presentó la Comisión de Expertos nombrada por el Gobierno para establecer la viabilidad del fracking en Colombia, abrió el debate nacional sobre el espinoso asunto.

Debate que no es nuevo al interior de la Unión Sindical Obrera, el principal sindicato de trabajadores de Ecopetrol, donde el fracking es tema de discusión desde hace varios años, fue decisivo en las elecciones sindicales realizadas a finales del año pasado.

En la USO hay dos posturas frente a la exploración de yacimientos no convencionales de petróleo y gas mediante la técnica del fracturamiento hidráulico (fracking). Una postura es la total prohibición de esta técnica, por los impactos ambientales, y la otra acepta que haya exploración controlada de algunos pozos como prueba piloto, para de esa manera verificar sus efectos ambientales y sociales, y por lo mismo su viabilidad.

Ese tema en nuestro sindicato es caliente. Hay dos corrientes en la base de trabajadores sindicalizados, casi que por mitad. Una es la que aboga por la prohibición, y la otra la que acepta las pruebas piloto”, señaló Edwin Palma Egea, presidente de la USO.

Según el dirigente, la USO seguirá profundizando el debate sobre el fracking en todos  los aspectos: ideológico, político, técnico, económico, etc., y en las diferentes instancias, con garantías para todos. Será la Asamblea Nacional de Delegados, o las mismas bases sindicales, las que decidan la postura oficial de la USO frente al fracking, tema que, según dijo, todavía está muy crudo. En ese sentido calificó como un insumo importante el informe que presentó la Comisión de Expertos la semana pasada.En el marco de la Asamblea Nacional de Delegados de la USO, realizada el año pasado, el tema fue debatido a partir de un documento que se presentó a discusión de la Asamblea. Y a partir de ahí se han venido perfilando las dos corrientes arriba mencionadas.

“Nuestra propuesta, la de la corriente que represento, es que todos vayamos a las pruebas piloto: ambientalistas, sindicatos, universidades, organismos internacionales que den garantía. Y de acuerdo con el resultado, tomemos decisiones en el marco de los estatutos de la USO”, precisó Palma Egea.

Recordó que la USO hace 5 años tomó la decisión de una moratoria en la definición de su posición frente al fracking, hasta tanto no hubiera claridad sobre el mismo. “Pero esa moratoria no puede ser indefinida. Este es el año del debate nacional sobre el fracking  y hay que tomar un camino: o la prohibición, o ir a las pruebas piloto”, agregó.

Reiteró que el fracking es un tema complejo y nada fácil para una organización como la USO. “Si fuéramos una ONG ambientalista tendríamos el camino más fácil. Pero somos un sindicato petrolero, y eso nos agrega otras responsabilidades como organización democrática y pluralista”, anotó.

Te puede interesar: Frenar la venta del 8.9% de Ecopetrol debe estar en la agenda de la movilización nacional, dice la USO

Sobre el informe de los Expertos

Hay tanto desconocimiento y poca claridad sobre el tema –dijo Edwin Palma–, que la prensa tituló de una manera ambigua el informe de la Comisión de Expertos. Mientras El Tiempo dijo que hay vía libre para el fracking, El Espectador tituló que “aún no hay luz verde”, y La República tituló “sí al fraking, pero con condiciones”.

Sobre  la Comisión que el gobierno conformó con 11 expertos y profesionales en distintas disciplinas, el presidente de la USO dijo que cree en su independencia. Al respecto anotó:

Desde antes de salir el informe los ambientalistas pensaban que se le iba dar vía libre al fracking. Y el Gobierno seguramente pensaba lo mismo, que iba a tener patente para implementarlo. Pero no ha sido así. El Gobierno no la tiene fácil, se les subieron los estándares ambientales y sociales.  La Comisión de Expertos le está diciendo que debe hacer muchos ajustes antes de implementarlo. Aún hay pues mucha tela que cortar”.

En efecto, la Comisión de Expertos enfatiza en que los proyectos fracking deben tener previas licencias social y ambiental. Según Palma Egea, la licencia social es difícil porque la información a las comunidades no ha sido clara y las compañías petroleras no hacen mucho por las regiones, hay una total desconfianza hacia ellas. Y en este punto señaló la incongruencia del informe de la Comisión con el reciente fallo de la Corte Constitucional que le quita peso a las consultas populares.

La licencia ambiental tampoco se ve clara. No hay suficiente claridad ni acceso a información sobre el impacto ambiental que la práctica del fracking genera sobre los  acuíferos subterráneos, y en el tema de la sismicidad. De ahí que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) no haya concedido hasta ahora ninguna licencia.

Asimismo, hace unos tres meses el Consejo de Estado suspendió las normas con las que el Gobierno definió el reglamento técnico y las condiciones para la exploración y explotación de los recursos petroleros mediante el fracking.

Te recomendamos leer: La USO convoca alianza para impedir venta de Ecopetrol

Las pruebas piloto

La exploración piloto de pozos es el tema central de la controversia. Los ambientalistas sostienen que sería abrirle la puerta al fracking, con todos los perjuicios que éste trae. Y quienes están a favor de las pruebas piloto afirman que es la manera experimental de saber si tiene los efectos ambientales negativos que tanto se pregona.

Según el informe de la Comisión de Expertos, el alistamiento para las pruebas piloto debe contar con la activa participación de las comunidades. En una primera fase se debe allegar toda la información respecto al ecosistema, la hidrogeología y sismicidad de las regiones en experimentación, toda vez que el país desconoce el 85% de sus aguas subterráneas. Recomienda explorar un número pequeño de pozos en el curso de un par de años.

Antes de iniciar las pruebas piloto Ecopetrol deberá contar con licencias ambientales de la ANLA, y divulgar la tecnología de mínimo impacto que utilizará, y acordar con los pobladores cercanos al lugar los mecanismos de participación ciudadana, el manejo de riesgos de salud, la capacitación de las personas para hacerle seguimiento al piloto, entre otras obligaciones. 

Te puede interesar: Derrame de petróleo en Santander se pudo evitar. Entrevista con el presidente de la USO

Que hay actualmente sobre fracking

En Colombia hoy se encuentran en la fase de campo tres proyectos de fracking, ninguno aún con licencia ambiental. El primero en San Martín (Cesar), y los otros dos en Puerto Wilches y Barrancabermeja (Santander), todos en el Magdalena Medio, región donde, según estudios, se encuentra la mayor reserva de hidrocarburos  explotables mediante la técnica del fracking: 5 mil millones de barriles.

Pero también es la región donde las comunidades tienen mayor desconfianza frente a esta técnica. Tienen claro cómo, después de un siglo de explotación petrolera en la región, a ésta no le ha quedado sino pobreza y daños ambientales. En San Martín hubo paro cívico y varias manifestaciones contra el fracking a mediados del año pasado.

Puedes leer: Liberado Moisés Varón, dirigente de la USO detenido por protestar contra el Fracking en San Martín

Ahora puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.