9 de abril: en memoria de las víctimas de la violencia antisindical en Colombia

Este domingo 9 de abril, fecha en que se conmemora el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, es necesario recordar que por más de cuatro décadas el movimiento sindical en Colombia ha sido víctima de la violencia, la cual, entre muchos otros, ha sido un gran obstáculo para la defensa de derechos y la construcción de una sociedad más justa y democrática mediante la actividad sindical.

Por lo ocurrido, y por los nefastos daños e impactos que la violencia ha ocasionado y sigue ocasionando a los sindicatos, hoy es imperativo conmemorar la memoria de las víctimas individuales y colectivas de la violencia antisindical; como también es necesario insistir en la exigencia que ha impulsado el movimiento sindical, en el sentido de que la impunidad se transforme en verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las víctimas.

Según el registro de Sinderh, desde el 1° de enero de 1973 hasta el 31 de marzo de  2017, se han cometido al menos, 14.400 violaciones a la vida, libertad e integridad cometidas contra sindicalistas. Entre éstas, 3.114 homicidios, 383 atentados contra la vida, 236 desapariciones forzadas, 7.013 amenazas de muerte y 1.897 desplazamientos forzados. De los sindicalistas quienes han perdido su vida, 2.793 son hombres, 321  son mujeres y 891 son dirigentes sindicales.

Pero en el marco de esta conmemoración, cabe anotar que la violencia antisindical no es un hecho del pasado. Ésta no ha cesado y sigue focalizada en directivos y líderes sindicales. Si bien durante el año 2016 permaneció la tendencia decreciente de la violencia antisindical en general, se presentó un incremento del 31,3% en los casos documentados respecto al año 2015, año este en que se registraron 204 casos.

Entre enero y diciembre del año 2016 se documentaron 268 violaciones a la vida, la libertad y la integridad cometidas contra sindicalistas en Colombia, entre ellas 19 homicidios, 17 atentados contra la vida, 188 amenazas y 5 detenciones arbitrarias, entre otras.  32 de estos hechos fueron cometidos contra mujeres. Adicionalmente, para el último año se tiene registro de 21 acciones contra organizaciones sindicales tales como amenazas y un atentado contra una sede sindical.

Violaciones a la vida, libertad e integridad contra sindicalistas. Cuadro comparativo 2015-2016 

Tipo de violación/ Año N° Casos
2015 2016
Amenazas 119 188
Hostigamiento 28 28
Homicidios 21 19
Atentado con o sin lesiones 17 17
Allanamiento ilegal 2 8
Detención arbitraria 8 5
Tortura 4 2
Desplazamiento forzado 1
Desaparición forzada 2
Secuestro 3
Total general 204 268
Fuente: Sistema de Información de Derechos Humanos, SINDERH, ENS.

 

En 2016 prevalecieron las amenazas y los hostigamientos, que representaron el 80,5% del total de la violencia. Esto indica que generar un ambiente de temor y de incertidumbre en los sindicatos se sigue imponiendo como una estrategia de la violencia antisindical.

Sepelio de Juan C. Pérez, de Sintrainagro, asesinado en Cauca.

Aunque en menor proporción cuantitativa, resultan sumamente preocupantes los 19 casos de homicidios y los 17 casos de atentados contra la vida. De manera particular algunos afiliados a la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro) han sido víctimas de atentados y homicidios.

Otra tendencia preocupante en los últimos años, es que se ha agudizado la violencia contra la dirigencia sindical. En el 78,4% de los casos en 2016 las víctimas fueron asesores, activistas y directivos sindicales. Entre los casos documentados se encuentra el de Oswaldo Hernández Gutiérrez, directivo de Sindess Seccional San Sebastián de Buenavista, quien había denunciado presuntas irregularidades en el manejo de la salud a nivel municipal y departamental. El 7 de abril fue víctima de un atentado y posteriormente murió.

También el 1° de marzo de 2016 llegó a la sede del sindicato una caja que contenía la cabeza de un perro y un mensaje donde amenazaban a varios directivos de Anthoc Seccional Barranquilla. El 6 de mayo 2016 se presentó un atentado con arma de fuego en el interior de la sede de Sutimac Seccional Cartagena.

Por otra parte, cerca de una cuarta parte de la violencia en 2016 se concentró en el sector de la agricultura, caza y pesca, con el 23,1% de los casos. También sobresale la victimización sindical en los sectores de la educación, con el 17,9%; el sector de minas y canteras, con el 16,4%; la salud, con el 13,8%; y la industria manufacturera, con el 10,0%.

En 2016 la violencia contra sindicalistas y sindicatos se presentó en 24 departamentos. El mayor registro de casos se dio en el departamento del Valle, con el 33,0%, Cauca el 12,7%, Santander el 9,7%, Atlántico el 7,52%, y Bolívar el 6,0%.

Por otra parte, continua la tendencia histórica de los casos en los cuales se desconoce alguna información sobre los presuntos responsables de la violencia antisindical. Y entre los pocos casos en los que sí se conocen los responsables, sobresalen como principales victimarios los paramilitares; en el segundo lugar se ubican los organismos estatales, y en tercer lugar la guerrilla. El empleador y la delincuencia común presentan una supuesta participación en menor proporción. Cabe anotar un factor de cambio en el último año: no se registraron hechos atribuibles presuntamente a la guerrilla.

Violaciones a la vida, libertad e integridad contra sindicalistas en Colombia. 1973-2016 

Presunto Responsable N° Casos (registro histórico) N° Casos (2016)
No identificado 9202 147
Paramilitares 3412 97
Organismos estatales 1096 21
Guerrilla 432 0
Empleador 97 2
Delincuencia común 103 1
Organismo de seguridad privada 3 0
Total general 14345 268
 Fuente: Sistema de Información de Derechos Humanos, SINDERH, ENS.

La violencia antisindical en 2017

El siguiente cuadro muestra las violaciones a la vida, libertad e integridad cometidas contra sindicalistas en Colombia en lo que va de este año 2017. A marzo 31 las cifras son las siguientes:

Tipo de violación N° Casos %
Amenazas 36 65,45%
Detención arbitraria 5 9,09%
Atentado con o sin lesiones 3 5,45%
Hostigamiento 9 16,36%
Homicidio 2 3,64%
Total general 55 100,0%
Fuente: Sistema de Información de Derechos Humanos, SINDERH, ENS.

 

Esto opinan algunos dirigentes sindicales sobre esta conmemoración:

Rafael Cuello, Secretario General de Fecode:

Al conmemorar esta fecha, recordamos a nuestros compañeros y compañeras asesinados en el conflicto cruento que tiene este país, y al mismo tiempo reivindicar el proceso de paz con las FARC, esperando que culmine exitosamente, y augurando que el proceso con el ELN se defina satisfactoriamente.

En este contexto de conmemoración, exigimos igualmente la reparación individual de las víctimas, a los familiares, y la reparación colectiva que debe hacer el Estado; exigencia que está en el pliego de peticiones que Fecode radicó. Es necesario que se materialice esta reparación dado que Fecode ha sido la organización sindical más victimizado. Unos 1.072 maestros fueron asesinados desde 1985 a la fecha; más de 3 mil reubicados, tenemos maestros desaparecidos y exiliados.

Los violentos de toda índole nunca quisieron entender que los maestros somos gestores de cultura, de pedagogía, de ciencia, de tecnología, de paz, pero también actores de procesos cívicos populares, del ejercicio de la democracia en nuestras comunidades educativas, y ese liderazgo los violentos lo reprimieron, asesinaron a los maestros. Seguiremos reivindicando el derecho a jugar ese rol y liderazgo en las comunidades educativas, exigiendo mayores recursos para la educación pública. No habrá nada que nos vaya a apartar de ese deber.

Fabio Arias, Secretario General de la CUT:

Para nosotros es un momento de reflexión política y de reclamación al Estado y al Gobierno por la indefensión en que han tenido al movimiento sindical. Hemos sido víctimas de este conflicto armado. Más de 3.100 muertos en los últimos 30 años reflejan el papel que desafortunadamente tanto las fuerzas del Estado como el paramilitarismo, e incluso la guerrilla, han jugado contra el movimiento sindical. Es el momento para rechazar la violencia cometida con el objetivo de mermar el sindicalismo. Desgraciadamente lo han logrado, nos han debilitado muy fuertemente.

También para hacer una reflexión a futuro. El gobierno debe hacer una reparación colectiva del sindicalismo, además revelar las motivaciones que los diferentes actores tuvieron parar agredir y asesinar a los sindicalistas. Tiene que reparar. Hemos pedido múltiples medidas, no tanto en dinero sino en condiciones que restauren el buen nombre del sindicalismo, que restituya la afiliación sindical. Sería clave también una campaña pública del Estado para que se reconozca al sindicalismo como una institución de la democracia y de la lucha de los trabajadores.

Los actores que han atentado contra la CUT lo han hecho porque entienden que ésta ha sido un obstáculo para el propósito del gobierno y los empleadores, cual es quitarles derechos a los trabajadores. En esa perspectiva han actuado principalmente contra la CUT, que afilia una serie de sindicatos que históricamente han estado en el centro de las actividades económicas del país.

Miguel Morantes, presidente de la CTC

Para la CTC es una conmemoración luctuosa, por todas las víctimas que ha tendido y sigue teniendo el sindicalismo, y porque en esta fecha fue el magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán, caudillo del Partido Liberal pero también dirigente de la CTC de esa época, muy apreciado. Y diez días después, el 19 de abril, se conmemora el crimen del presidente de la CTC, José Raquel Mercado, hecho ocurrido a manos del M-19 en 1976.

Hoy nuestro reclamo también tiene que ver con la reparación individual a las familias de las víctimas de los sindicalistas asesinados, y con la reparación colectiva al sindicalismo como grupo social, porque el daño que nos ha hecho la violencia es muy grave. No hemos podido levantar cabeza después de la violenta arremetida contra el movimiento sindical. La violencia de todas las clases: física, económica y política, tiene a las organizaciones sindicales bastante disminuidas, muy débiles, a pesar de la valentía de muchos dirigentes.

 

NOTA: El siguiente video a manera de homenaje a las víctimas del sindicalismo colombino. Recoge los nombres de algunos los sindicalistas asesinados desde 1973:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.