12 de junio: Día Mundial contra el Trabajo Infantil

Urge poner fin al trabajo infantil en las cadenas mundiales de suministro


Bruselas, 10 de junio de 2016 (CSI EnLínea): En vísperas del Día mundial contra el trabajo infantil, que se celebra el 12 de junio, los sindicatos sacan a relucir la explotación de los niños en las cadenas mundiales de suministro de las empresas multinacionales.

De los 168 millones de niños que trabajan en lugar de acudir a la escuela, varios millones están empleados en la agricultura, la manufactura, la minería y otros sectores, y los productos que fabrican forman parte integral de la realidad de las cadenas mundiales de suministro. Al menos la mitad de los niños que trabajan realizan trabajos peligrosos.

Philip Jennings, Secretario General de UNI Global Union y co-presidente de la Plataforma sobre el Trabajo Infantil de la OIT, reclamó que las empresas mundiales se sumen a los esfuerzos para eliminar el trabajo infantil en las cadenas de suministro. Lo hizo durante una mesa redonda que tuvo lugar el 8 de junio en el marco de la 105 Conferencia de la OIT, en Ginebra, en la que se refirió al Acuerdo de Bangladesh http://bangladeshaccord.org/, legalmente vinculante, como ejemplo sobre cómo las empresas pueden formar parte de soluciones efectivas para combatir las violaciones de los derechos de los trabajadores. “No cederemos en nuestro empeño hasta haber eliminado el trabajo infantil del planeta”, añadió.

Por su parte, el Director General de la OIT, Guy Ryder, pidió “tolerancia cero” y expuso a los miembros del panel los tres ingredientes clave para terminar con el trabajo infantil:

  1. Una educación básica gratuita, obligatoria y de calidad, al menos hasta la edad mínima legal de acceso al empleo.
  2. Adopción y aplicación de leyes y políticas adecuadas, contando con cooperación entre la inspección del trabajo, el sistema educativo y otros servicios públicos.
  3. Protección social, que ha sido el principal impulsor de la reducción en un tercio del trabajo infantil entre 2000 y 2012.

Ryder habló también sobre la necesidad de trabajos decentes para los padres, como un medio para mantener a los niños en la escuela y fuera del trabajo, punto corroborado por Andrews Tagoe de la Marcha Mundial contra el Trabajo Infantil, y Katherine Stewart de la empresa minorista Primark.

Tras la mesa redonda, Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI declaró:

“No debería ser difícil purgar del trabajo infantil a las cadenas mundiales de suministro y la producción local, y de asegurar que los niños acudan a la escuela. Es una cuestión de responsabilidad empresarial y voluntad política. Es por ello que acogemos con beneplácito que Canadá anunciase, durante la mesa redonda de la OIT, que finalmente ratificará el Convenio 139 de la OIT sobre edad mínima, tras años de dilación x parte del anterior Gobierno conservador. Instamos a los pocos países que aún no han ratificado este Convenio, o el Convenio 182 sobre las peores formas de trabajo infantil, a hacerlo cuanto antes”.

Los sindicatos reclaman mayor urgencia en este tema, dado que los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU establecieron como meta el año 2025 para la eliminación del trabajo infantil. Cambiar el modelo de las cadenas mundiales de suministro resulta crucial para lograrlo, teniendo en cuenta que el informe “Escándalo”, publicado por la CSI en 2016 (Ver artículo) , reveló que el 94% de la mano de obra de 50 de las mayores multinacionales está oculta en arreglos de subcontratación que permiten que las multinacionales eludan su responsabilidad.

“Constituye una conspiración de las cadenas de suministro contra el trabajo decente“, indicó Jennings.

La CSI representa a 180 millones de trabajadoras y trabajadores en 162 países y territorios, y cuenta con 333 organizaciones afiliadas nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.