Sindicalismo del sector minero-energético también va por el “Sí” a la paz

Al pronunciamiento público de Sintracarbón y de la Unión Sindical Obrera (USO) por el voto afirmativo en el plebiscito de este domingo 2 de octubre –ya reseñados en informes anteriores–, al “Sí” se han sumado otros importantes sindicatos del sector minero-energético del país, como son Sintraelecol (Sindicato de Trabajadores de la Energía de Colombia), y los 5 sindicatos afiliados a la federación Funtramiexco, que son: Sintramienergética, Sintraime, Sintrainquigas, Sintragmcol y Ucotram.

La asamblea nacional de delegados de Sintraelecol, realizada recientemente en Bucaramanga, determinó orientar a sus 7 mil afiliados (directivos, delegados nacionales, activistas en general) a votar por el “Sí” en apoyo a los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno Nacional y las Farc, y los instó a participar activamente en la difusión de este propósito.

Pablo Emilio Santos
Pablo Emilio Santos

“Creemos que un grupo guerrillero menos, es un problema menos. Por lo mismo es importante que de igual manera se dé un impulso a iniciar acuerdos de paz con el ELN”, afirma Sintraelecol en un comunicado firmado por el presidente nacional de esta organización sindical, Pablo Emilio Santos.

Tras hacer un recuento pormenorizado de los graves problemas económicos y sociales que afectan el país en materia de salud, educación, vivienda y servicios públicos, seguridad, justicia, corrupción, etc., Sintraelecol deja en claro que la paz no se logra únicamente con que se firme un acuerdo con un grupo alzado en armas. Este tan sólo es el inicio, el proceso continuará desarrollándose por varios años.

“Siempre y cuando el Gobierno Nacional y el Congreso de la República le den el estatus de política de Estado a estos y los futuros acuerdos de paz con otros grupos insurgentes. La paz va mucho más allá de los acuerdos de La Habana: la paz verdadera se dará cuando haya justicia y equidad social”, puntualiza el comunicado de Sintraelecol.

También Funtramiexco se suma al “Sí”


Por su parte, los 5 sindicatos afiliados a la federación Funtramiexco, en una declaración conjunta emitida el lunes de esta semana ratificaron su respaldo rotundo al “Sí” en el plebiscito refrendatorio del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc, e invitan a sus trabajadores afiliados y al pueblo colombiano en general, a votar ampliamente este domingo 2 de octubre, como una salida política a la histórica confrontación armada de más de 50 años.

Estos sindicatos son Sintramienergética, Sintraime, Sintrainquigas, Sintragmcol y Ucotram, que saludaron los 6 puntos del Acuerdo de Paz firmado este lunes en la ciudad de Cartagena: política de desarrollos agrario integral, participación política, solución al problema de las drogas ilícitas, reparación a las víctimas y justicia de paz, los acuerdos para el fin del conflicto, y la implementación, verificación y refrendación de los acuerdos. Pero insistieron en la necesidad de una paz con justicia social.

Trabajadores del sector minero-energético.
Trabajadores del sector minero-energético.

Nos oponemos a la guerra, por ser los trabajadores las primeras víctimas, los que hemos colocado una gran cuota de sacrificio en el baño de sangre que padecemos los colombianos desde hace más de 50 años, que ha dejado secuelas en una inmensa población de mujeres viudas, huérfanos, desolación, miseria, violencia en campos y ciudades”, afirman los 5 sindicatos en su comunicado conjunto.

Reconocen asimismo lo difícil y complejo que fue el desarrollo del proceso de paz, y el esfuerzo de las partes para culminar los importantes acuerdos. “Por las circunstancias en que se negoció y las contradicciones que se generaron, y pese a los vaivenes de éste, exaltar la gran voluntad de las partes para ponerle fin a la confrontación armada, con el propósito de que en nuestro país podamos hacer política en forma democrática, sin el temor de perder la vida o la libertad, en el mejor de los casos, por expresar nuestras ideas u organizar los trabajadores y reclamar sus derechos”, agregan.

Expresan la esperanza de que con los acuerdos de paz no solo se termine con la cultura del terror y muerte, sino que también se repare a las “víctimas” que ha dejado la represión patronal y gubernamental contra los derechos de los trabajadores. Y manifiestan el temor de que el paramilitarismo, que sigue vivo y es alimentado por los enemigos de la paz, sea “el palo a la rueda” en la implementación de los acuerdos de paz.

Colombia necesita “sanar las heridas de la guerra que ha dejado a tantas familias de trabajadores, campesinos y comunidades en general, con profundas huellas de dolor, con la esperanza que entre todos y con la movilización de los trabajadores y el pueblo colombiano hagamos cumplir estos acuerdos, y luchemos por mejorar las condiciones de trabajo y del medio ambiente”, señalan los sindicatos Sintramienergética, Sintraime, Sintrainquigas, Sintragmcol y Ucotram en el comunicado, el cual está firmado por los directivos de los mismos, José Joaquín Romero, Luis Morales, Harold Tello V., Johnny Serrano,  John Jairo Granados  y Jorge A. Lizcano.

La USO se ratifica en el “Sí”


Como se sabe, de tiempo atrás la USO está jugada por el proceso de paz en Colombia. No en balde en noviembre de 2015, en asocio con el Ministerio de Trabajo y las Universidades Nacional y Javeriana, realizó la 2ª Asamblea Nacional por la Paz, un gran evento que contó con la participación de más de 1.200 dirigentes y delegados regionales de todo el país.

Edwin Palma Egea.
Edwin Palma Egea.

Y con respecto a su participación en el plebiscito de este domingo, Edwin Palma E., vicepresidente de esta organización sindical, la más importante del sector minero-energético y una de las más representativas del movimiento sindical colombiano, en diálogo con esta agencia ratificó la voluntad mayoritaria de la USO en el voto por el “Sí”, al tiempo que invitó a que esta voluntad se haga extensiva a todos los trabajadores de la industria del petróleo, a sus familias y comunidades de las áreas de influencia del sector.

Entendemos que los acuerdos firmados entre el Gobierno y las Farc no se traduce automáticamente en la paz con justicia social que todos apoyamos, pero es un paso hacia ello. Silenciar más de 20 mil fusiles es un importante logro que nos permitirá avanzar hacia esa agenda de paz que los colombianos tanto anhelamos”, manifestó Palma.

Recordó que la USO, en su carácter de organización social y política, ha puesto una cuota dolorosa de víctimas en el conflicto, tanto líderes reconocidos como trabajadores de base. Más de 100 dirigentes sindicales han sido asesinados en el marco del conflicto armado colombiano, sin contar las amenazas, persecuciones, hostigamientos y hasta torturas.

“La posición de la USO es de esperanza. Esperamos que pronto se habiliten los escenarios con el ELN, con lo que queda del EPL y que podamos tener un fin del conflicto armado para seguir en el debate democrático y el debate de las ideas dentro de nuestro país. Convencidos que estos acuerdos generarán más agitación social, más protesta ciudadana, que nos permitan reivindicar mejores derechos y cambiar este modelo económico que gobierna a Colombia en favor de los poderosos y hace este país más desigual”, puntualizó el vicepresidente de la USO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.