Sindicatos de empleados públicos negociarán en medio de la movilización

—Se espera se presenten unos 400 pliegos de entidades públicas—

—Las 3 centrales sindicales y las 5 federaciones estatales en unidad de acción—

—Se aprobó Paro Nacional Estatal a realizarse a finales de marzo o en abril—

A las 10 de la mañana de este jueves 26 de febrero, en la oficina de radicación de la Presidencia de la República, las 3 centrales sindicales colombianas y las federaciones sindicales estatales presentarán el Pliego Nacional Unificado para iniciar la negociación de las condiciones laborales que durante los dos próximos años tendrán los cerca de 1´200.000 empleados públicos del país, en el marco del Decreto 160 que rige la negociación colectiva del personal con vínculo legal y reglamentario en el sector público.

También se espera que ese mismo día se presenten entre 300 y 400 pliegos de solicitudes de entidades nacionales y territoriales del orden departamental y municipal. Fecode y los trabajadores del Distrito de Bogotá los presentarán en la mañana. En Antioquia se adelantó para hoy miércoles la presentación de 30 pliegos.

La entrega simultánea de los pliegos de solicitudes estará acompañada de una jornada de movilización y acción sindical, como una forma de decirle al gobierno que este año se va a negociar en medio de la movilización. De hecho está planteado un Paro Nacional Estatal como medida de presión, el cual se sería a finales de marzo o a principios de abril.

El Pliego Nacional Unificado fue aprobado en el VII Encuentro Nacional Estatal realizado el 12 y 13 de febrero, en el que participaron 475 delegados de 180 sindicatos de 16 departamentos. Es el encuentro más representativo de cuántos se han realizado hasta el momento, pues la asistencia a los anteriores no superó los 300 delegados. Se entregará con la firma de la CUT, CTC y CGT, y de todas las federaciones estatales: Fenaltrase, Utradec, Unete, Fecotraservipublicos, Fenaser y la Federación Internacional de Servicios Públicos (ISP).

Este año la negociación del Pliego Nacional tendrá mesas sectoriales coordinadas con la mesa central conformada por las centrales sindicales y las federaciones estatales. El objetivo de estas mesas es tratar en ellas la problemática laboral de cada uno de los sectores que conforman la estructura del Estado. Así que habrá una mesa para el magisterio, otra para los sindicatos de la salud, la justicia, las universidades, etc. Lo que sin duda dinamizará la negociación pero también exigirá una mayor coordinación del movimiento sindical.

Para Francisco Maltés, responsable de asuntos estatales de la CUT, la negociación en este 2015 marca un avance cualitativo y cuantitativo en la lucha de los y las trabajadoras estatales. Cualitativo, porque hay mayor esmero de los sindicatos en presentar pliegos previamente consensuados en asambleas, consultas, talleres, foros. Y cuantitativo por el alto número de pliegos que se presentarán. Se esperan unos 400, que es casi el mismo número de los acuerdos firmados en los dos últimos años: 432.

Quiere decir que cada vez se logran nuevos acuerdos y mayor empeño por parte de los trabajadores de solicitar sus derechos mediante proceso de negociación colectiva”, señaló Maltes.

Por su parte Percy Oyola, presidente de Utradec, la federación estatal de la CGT, refiriéndose a la unidad de acción que este año acordó el sindicalismo estatal, declaró: “No hay que ocultar que existiendo diferencias entre las centrales sindicales, lo más importante es que podamos preservar la unidad en medio de la diferencia y podamos avanzar en la negociación de un pliego que creo que esta vez está mejor elaborado desde el punto de vista técnico y desde las demandas y reclamaciones de los trabajadores”.

 Y Juan Diego Gómez, vocero de la ISP en Colombia, también ponderó el contenido y la forma del pliego, redactado en términos más puntuales y concretos, con el objeto de lograr una mejor aplicación de la carrera administrativa, la formalización de las plantas de personal y la remoción de los asuntos legales que la impiden. Además incorpora, como novedad, un capítulo sobre igualdad de género y equidad.

En el pliego negociado en 2013 se dejaron puntos abiertos a la interpretación, y es una de las razones para que no se hayan cumplido algunos acuerdos. Eso se corrige en este nuevo pliego con una redacción más concreta en cada punto y la fijación de tiempos precisos que permitan su aplicación”, señaló Gómez, quien calculó que los acuerdos en la pasada negociación se cumplieron en un 60%.

Entre los puntos acordados y no cumplidos están: la no reglamentación del cuadro funcional de carrera administrativa, la no formalización de las plantas de personal de las entidades acatando las sentencias de la Corte, el no trámite en el Congreso de tres proyectos de ley relacionados con la ratificación de tres convenios de la OIT. Estos puntos no cumplidos se incluyen en el nuevo pliego de solicitudes.

Negociación en medio de la movilización

Del VII Encuentro Nacional Estatal salió la convocatoria de un paro general del sector estatal, como una acción sindical de apoyo y presión a la negociación.

“No va a ser una negociación en frío. Creemos que es necesario que los trabajadores muestren que están en capacidad de exigir sus reivindicaciones. Además porque va a ser una negociación compleja. El gobierno ha planteado que está en austeridad y si no hay movilización perdemos. Es un paro de presión política”, precisó Juan Diego Gómez.

“Creemos que el gobierno va a estar muy reacio en el tema económico. Anunció un recorte en gastos de funcionamiento de un billón de pesos, significa que va a haber dificultades en el tema salarios y plantas de personal. Por eso desde ya está planteado un paro en caso de que se niegue a avanzar en nuestras peticiones”, dijo por su parte Francisco Maltés.

En cuanto al Decreto 160, que es la base jurídica sobre la cual se negocia, los dirigentes sindicales estatales coinciden en que si bien es una norma que ha servido para potenciar al sindicalismo estatal en la negociación con el gobierno (los 432 acuerdos firmados hasta ahora lo confirman), el decreto adolece de limitaciones que es necesario resolver. La principal es la instancia de solución de los conflictos. “La figura que contempla el Decreto no ha servido para dirimir conflictos. Hay que buscar una figura más sólida que permita dar salida a la negociación cuando las partes no logran acuerdo”, conceptuó el vocero de la ISP.

Otras opiniones

– Ricardo Díaz, presidente de Unete, federación de la CGT:

La nutrida participación en el Encuentro Nacional Estatal indica que el movimiento sindical estatal está en un proceso de dinamización y desarrollo a partir de la negociación colectiva. Esta año hay una buena motivación y disposición para la movilización, incluso se aprobó un paro nacional estatal. En lo económico, creemos que la política macroeconómica no está circunscrita solo al precio del petróleo. El gobierno pretende hacer un drástico ajuste fiscal. En el Plan de Desarrollo que está en discusión en el Congreso el gobierno exige 11 facultades para suprimir y liquidar entidades del sector público. Y ese desafío va a requerir la movilización de los trabajadores”.

 – Jorge Peña, presidente de Fecotraservipublicos, federación de la CTC:

Hemos hecho un esfuerzo por mantener la unidad las 3 centrales obreras y las federaciones estatales, por eso el pliego que presentaremos está bien estructurado y toca todos los aspectos que interesan a los trabajadores del sector público. Ya el gobierno con sus anuncios muestra una situación complicada. Con el precio del petróleo en declive seguramente el aumento salarial será escaso. Por lo demás, esperamos que el gobierno se comporte bien y la negociación se desarrolle dentro de la mayor cordialidad”.

– William Reyes, presidente de Fenaltrase, federación de la CUT:

“Nuestra lucha es por la defensa del empleo público digno y el concurso de mérito a través de la carrera administrativa. Vamos a negociar en una coyuntura económica, social y política difícil, porque el gobierno dentro del Plan de Desarrollo que se debate ha dejado clara la intensificación del modelo neoliberal. Nos han anunciado austeridad, y ésta para los empleados públicos significa liquidaciones de entidades, recorte de plantas de personal, parálisis del sistema de carrera administrativa, plantas paralelas, provisionalidad, contratos por prestación de servicios, etc.”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.