La experiencia positiva en Indupalma muestra que la negociación colectiva es la salida

Foto de referencia. Aspecto de un día de la huelga realizada en 2018 por los trabajadores de Indupalma. Tomada de Colombia Informa

Otro efecto del acuerdo de formalización en Indupalma, fue que UGTTA (Unión General de Trabajadores Tercerizados de la Agroindustria), se  constituyó en una seccional de Sintrainagro San Alberto.

Por Marely Cely, directora del CAL Bucaramanga.

En el 2018, tras una huelga de 20 días imputable al empleador, y de un proceso de exigibilidad de derechos liderado por un grupo de trabajadores intermediados ilegalmente por cooperativas de trabajo asociado, Indupalma, la más representativa de las compañías palmeras del Magdalena Medio, domiciliada en el municipio de San Alberto, acordó una estrategia de formalización que incluyó la contratación de 700 de ellos mediante contratos de trabajo a término indefinido.

La contratación no se realizó de manera directa con Indupalma, que hubiera sido lo deseable. Se hizo a través de Ceresagro y Agroingenium, ambas empresas del grupo económico Indupalma-Grasco. Sin embargo, la vida de estos 700 trabajadores cambió sustancialmente.  Tras casi 20 años de trabajo enganchados por cooperativas y empresas tercerizadoras, por fin se les reconoció derechos de trabajadores directos. Y por primera vez también, material y formalmente, les fue posible sindicalizarse y se les reconoció su organización sindical.

Puedes leer: Cómo los trabajadores de Indupalma lograron acabar con la tercerización laboral

Todos estos logros fueron resultado de la articulación de acciones entre las organizaciones que hacen parte del movimiento sindical palmero en la región, del aporte de diversas organizaciones sociales y defensoras de derechos laborales, como el Centro de Solidaridad, Corporación Justicia y Libertad, CAL-ENS, entre otras. Y, por supuesto, fruto de la decisión y valentía que exhibieron los trabajadores para exigir sus derechos.

Otro efecto del acuerdo de formalización en Indupalma, fue que UGTTA (Unión General de Trabajadores Tercerizados de la Agroindustria), organización creada  por los obreros vinculados a las cooperativas para exigir sus derechos, se  constituyó en una seccional de Sintrainagro San Alberto, organización sindical que representa ahora a los 700 trabajadores formalizados.

Fue así como Sintrainagro San Alberto presentó pliego de peticiones a las empresas Ceresagro y Agroingenium, orientado con tres objetivos: 1) reconocimiento de la organización sindical y establecimiento de garantías sindicales para los afiliados y directivas; 2) determinar parámetros de productividad atendiendo: tareas realizadas, rendimiento y esfuerzo;  garantía del derecho al debido proceso en el marco de los procedimientos disciplinarios; y determinar los emolumentos económicos extra-legales.

Tras un proceso de negociación complejo se firmó la primera convención colectiva que beneficia a los 700 trabajadores formalizados por Indupalma a través de las empresas Ceresagro y Agroingenium.

Te recomendamos: Trabajadores tercerizados de Indupalma logran la formalización

Para Jorge Castillo Sepúlveda, presidente de Sintrainagro San Alberto, la negociación colectiva fue la mejor salida a varios problemas del sindicato y los trabajadores afiliados.

Para Jorge Castillo Sepúlveda, presidente de Sintrainagro San Alberto, la negociación colectiva fue la mejor salida a varios problemas del sindicato y los trabajadores afiliados. “Permitió resolver problemas de fondo, de equidad para los trabajadores. Siempre hará falta más, pero yo he aprendido que en la lucha obrera hay que tener paciencia y entender que todo no se logra a la primera”, anotó.

Sobre el significado práctico del proceso de formalización en Indupalma, declaró:

“Hemos tenido muchos problemas con Indupalma, que toda la vida nos explotó a través de cooperativas de trabajo asociado, haciéndonos creer que éramos empresarios. Ahora con el proceso de formalización nos reconoce nuestros derechos, porque antes los contratos de trabajo no tenían garantías reales, el trabajo era por el mínimo. La negociación se convirtió en una esperanza de solución de los conflictos y desde entonces la vida de la gente ha cambiado. Venga usted un fin de semana a San Alberto para que se dé cuenta del progreso. La formalización permite el derechos a la negociación, que es la única forma de acceder a un poco más de lo que la empresa acumula por la explotación del trabajador, que es quien realmente produce la riqueza”.

Sobre las críticas que la presentación del pliego género por parte del Ministerio de Trabajo, que lo consideró apresurado en relación con el tiempo de conclusión del programa de formalización, el presidente de Sintrainagro San Alberto dijo que no hay tal apresuramiento. Son críticas –dijo– de quienes no entienden lo que es trabajar bajo el sol inclemente del Magdalena Medio a más de 40 grados centígrados,  cortando dos mil kilos de fruto para ganar menos de 30 mil pesos. De ahí la insistencia del sindicato para que se hiciera un proceso que permitiera la regulación de la cantidad de las tareas, como una manera de mejorar las condiciones de los trabajadores.

Castillo Sepúlveda reconoció el apoyo y el aporte que en el proceso tuvo la CUT, las organizaciones sindicales de la palma en la región y Sintrainagro; así como resaltó el papel de organizaciones como el Centro de Solidaridad de la AFL-CIO, y la Corporación Justicia y Libertad en la defensa de los derechos laborales de los trabajadores de la palma. Y especialmente destacó la estrategia de los centros de atención laboral dirigidos por la ENS.

Te puede interesar: Arrancó la huelga de trabajadores tercerizados en Indupalma

Por su parte el abogado Diego López, asesor jurídico del sindicato y director de la Corporación Justicia y Libertad, dijo al respecto:

“La historia nos ha demostrado que la única forma de dignificar la existencia humana, es mediante el reconocimiento de los derechos de hombres y mujeres.  También nos ha enseñado que la democratización de la riqueza está ligada a la asociación y la negociación colectiva. El proceso desarrollado por Sintrainagro San Alberto es fiel ejemplo de lo anterior. Primero los trabajadores debieron ser reconocidos como sujetos de derechos mediante un programa de formalización.  Luego la negociación les aseguró condiciones básicas para acceder a un salario decente”.

Y agregó:

“Es claro que el camino de la dignidad y la equidad es largo. Hemos dado solo un paso, pero contamos con un organización compuesta por héroes y heroínas capaces de aferrarse a su digna rabia, a efecto de enfrentar lo que sea menester hasta alcanzar justicia”.

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.