Firmada convención colectiva en Banco de Bogotá Importantes avances en materia normativa y económica

 Jornada laboral de 42.5 horas semanales, la casi eliminación del capítulo convencional que limita las prestaciones sociales de un grupo grande de trabajadores, y un incremento salarial de 7.33%, son los tres grandes logros de la Asociación Colombiana de Empleados Bancarios (ACEB) en la negociación que finiquitó con el Banco de Bogotá, la cual beneficia a sus cerca de 8 mil afiliados, que en total emplea unos 13 mil trabajadores directos en el país.

Negociación que no obstante tuvo momentos de tensión, por cuando el banco argumentaba no disponer de la solidez necesaria para asumir las peticiones de los trabajadores, cuando es de los bancos que más ganancias tiene. Solo en el primer trimestre de este año sus utilidades crecieron 36%. Así que las etapas de arreglo directo y prórroga terminaron sin acuerdo y en un clima pugnaz, que llevó al sindicato a movilizar sus bases y a la toma de la dirección general del banco en Bogotá; y a considerar la huelga como posibilidad, en una entidad que desde 1979 no registra ninguna huelga.

Para Juan Francisco Sánchez, presidente de ACEB, sindicato mayoritario, el aspecto más relevante de la convención, firmada a tres años, fue la reducción a su mínima expresión del Capítulo 3, lo que recorta sustancialmente las diferencias salariales y prestacionales al interior de la entidad entre trabajadores nuevos y antiguos. Sin embargo, aclaró, los trabajadores del Banco de Bogotá siguen estando por debajo del promedio salarial del sector bancario colombiano.

El Capítulo 3 establecía diferencias prestacionales entre los trabajadores antiguos y los que ingresaron después de 2007, cuando Megabanco se fusionó al Banco de Bogotá. Para conservar el empleo de esos trabajadores, ACEB tuvo que aceptar un capítulo que fijaba menores prestaciones para esos trabajadores, capitulo que en las sucesivas negociaciones se ha venido desmontando. En esta última se logró la igualdad en las primas semestrales y de vacaciones, en los tiempos de descanso y los auxilios de vivienda y educación. Para desaparecer completamente el Capítulo 3 habrá que nivelar otros beneficios menores y la prima de antigüedad.

Asimismo, Sánchez recalcó la reducción de la jornada laboral, que se estableció en 42.5 horas semanales, 5 días a la semana y 1 hora de almuerzo, con el reconocimiento de horas extras cuando se exceda ese tiempo. Con ello se erradican las prácticas abusivas de algunos jefes que imponían jornadas indeterminadas. Era un tema que llevaba más de 30 años de discusión sin poderse resolver.

Y destacó, por supuesto, el buen incremento salarial logrado: 7,33% para el primer año (hace 3 años fue del 7%), IPC más 2.2% para el segundo (el año pasado fue

el IPC más 1), y del IPC más el 2.5% para el tercer año (el pasado fue IPC más 2%), con incrementos equivalentes en todos los auxilios convencionales. Derrotó así la posición del banco, que hasta último momento insistió en que el punto de referencia eran las convenciones de los bancos Popular, firmada en diciembre, y AV Villas, firmada en julio, que tuvieron incrementos de 6.8% y 6.5% respectivamente.

El Banco de Bogotá es el que más ganancias tiene hoy en el país. Durante los 7 primeros meses de este año obtuvo utilidades por más de $1.4 billones, casi lo mismo que ganó durante todo el 2014: $1.5 billones. En tanto que sus costos laborales son apenas el 4,26% sobre ingresos operacionales, lo que hace que este concepto sea marginal en la estructura de costos del Banco. O sea que cada uno de las y los 13 mil trabajadores que generaron esa riqueza, aporta a las ganancias del banco $108 millones en promedio anual.

Otros beneficios

En cuanto a la formalización de los trabajadores tercerizados, un tema que en cada negociación es objeto de discusión, el banco acepta vincular directamente a 1.400 tercerizados a lo largo de los 3 años de vigencia de la convención. Ello es importante para ACEB porque aumenta la base de posibles afiliados, ya que el banco se compromete a no impedir la sindicalización de esos trabajadores.

En cuanto al mecanismo para citar a descargos, de ahora en adelante el trabajador cuenta con 3 días hábiles para presentar sus descargos y el banco debe allegar las pruebas de que disponga para que el trabajador las pueda controvertir. En caso de que se imponga la sanción, el imputado la puede apelar dentro de las 72 horas siguientes.

Y finalmente, se incrementaron significativamente los valores de los préstamos de vivienda. Además en lo sucesivo las hipotecas serán abiertas, lo que permite que sirvan para respaldar el segundo y tercer crédito.

Algunas conclusiones del acuerdo

1- El proceso de negociación en el Banco de Bogotá muestra que es posible romper los techos y medias normativas, económicas y reglamentarias establecidas por las agremiaciones de empleadores.

2- Es factible efectuar procesos de formalización a través de la negociación colectiva, situación que también sucedió en el Banco Popular.

3- Con esta negociación los trabajadores del Banco de Bogotá se acercaron a las tendencias en el sector financiero en materia de beneficios convencionales.

4- El enorme crecimiento en ingresos operacionales y en las utilidades del sector financiero colombiano, es razón suficiente para que los regímenes diferenciados en materia de derechos laborales y beneficios económicos, desparezcan de los bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.