El libro sobre violencia antisindical que el Centro de Memoria Histórica, sin quererlo, ayudó a difundir

Foto tomada de elespectador.com

“No hay mal que por bien no venga”, refrán popular que perfectamente puede aplicar como moraleja a lo sucedido esta semana con un libro que documenta la violencia que azotó al sindicalismo del sector de la palma de aceite en el departamento del Cesar; un estudio que fue elaborado por la anterior dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica, pero que la nueva dirección se negó a presentar por considerarlo no prioritario.

Se trata del libro “Y a la vida por fin daremos todo«, en cuya elaboración participaron ocho organizaciones sindicales del sector palmero. Recoge la memoria de la violencia contra éstas y sus afiliados desde los años 70 hasta el principio del presente siglo. Da cuenta de casi un centenar de líderes asesinados, de amenazas, torturas, desplazamientos forzados, entre otros vejámenes contra los sindicalistas, cometidos en su inmensa mayoría por organizaciones paramilitares; tema que igualmente ha trabajado la Escuela Nacional Sindical, que el año pasado presentó un libro al respecto, y del que esta agencia de información publicó una crónica titulada Cómo el paramilitarismo asesinó sindicalistas e impactó las relaciones laborales en el sur del Cesar

Pero, irónicamente, la decisión de la actual dirección del Centro Nacional de Memoria histórica (CNMH) de no priorizar el lanzamiento del trabajo de los sindicalistas del sector palmero del Cesar, fue lo mejor que pudo pasar, comentó Arturo Rincón, presidente de Sintraproaceites Seccional San Alberto, activo aportante a la reconstrucción de la memoria de la violencia paramilitar en esa región del país, que fue sangrienta.

“Nos hicieron un gran favor, nos ayudaron en lo más difícil y positivo: la socialización del trabajo y la difusión en el país”, subrayó Rincón.

“La versión que siempre ha primado sobre la violencia en el sur del Cesar, ha sido la de los empresarios de la palma. Nosotros siempre nos habíamos quedado con nuestro dolor en el rincón de nuestra región, y ahora con este libro pudimos revelarlo”, anotó por su parte Aníbal Mendoza, director de Fundesvic, fundación de apoyo a las víctimas de la violencia antisindical en el sector de la palma, y si se quiere la persona que mayor impulso le dio al trabajo por la recuperación de estas memorias y la publicación del libro.

Te puede interesar: Las cifras de la violencia antisindical en este 9 de abril

Cruce de cartas

Todo empezó con la carta que a principios del año Arturo Rincón, a nombre de Sintraproaceites, le envió a Darío Acevedo, recién instalado como nuevo director del CNMH.

En esa misiva, después de saludarlo en su nuevo cargo, Rincón le recordó que en las bodegas del Centro había dos mil ejemplares de un libro de 348 páginas sobre memoria histórica del conflicto en el sur del Cesar, y un número similar de cartillas ilustradas, que el Centro había elaborado conjuntamente con los sindicatos afectados. Material que esperaba ser presentado y difundido en las regiones y entre las bases sindicales. Había acuerdo en realizar una presentación nacional en Bucaramanga y dos regionales en San Alberto y El Copey.

El 26 de marzo Acevedo contestó la carta, en la que  notificó a Sintraproaceites que para el CNMH no era prioritario el trabajo realizado en conjunto con las organizaciones sindicales, y por tanto los actos de presentación del libro quedaban cancelados, pero dejó abierta la posibilidad de que los sindicatos reclamaran ese material e hicieran con él la difusión que a bien tuvieran.

Sintraproaceites hizo pública la carta de respuesta de Darío Acevedo en su círculo sindical, y por esa vía llegó a conocimiento de algunas organizaciones sociales defensoras de derechos humanos, que consideraron irregular, o por lo menos inconsistente, la actuación del CNMH en este caso. Además en un momento en que Acevedo estaba en el ojo del huracán, toda vez que su nombramiento no fue bien recibido por las organizaciones de víctimas ni por la comunidad académica.

El contenido mismo del libro también contaba en la discusión, pues es un texto que documenta y narra la enorme tragedia que significó para los trabajadores palmeros y sus organizaciones sindicales la incursión paramilitar en el sur del Cesar, desde mediados de los años ochenta y durante los veinte años siguientes. Y sobre todo un texto que el propio CNMH elaboró durante dos años de investigación, de la mano de los sindicatos y las organizaciones sociales de la región.

La Corporación Sinergia y Territorio, organización defensora de derechos humanos, fue una de las que más se interesó en el tema, al igual que el departamento de historia de la Universidad de Los Andes. Al enterarse de que la publicación no iba a ser presentada oficialmente por el CNMH, decidieron promover una presentación alternativa, de común acuerdo con los sindicatos palmeros, y con delegados de éstos como invitados principales.

“Nos metimos en esa tara porque sentimos que estaba en riesgo la memoria de los trabajadores de la palma en el Cesar. Y esa no solo es una responsabilidad del Estado, sino también de todas las personas que hacemos parte del país, de las organizaciones sociales. Además agradecerles la inmensa valentía que implica la tarea de ser líder social y trabajar por una sociedad más justa”, explicó Yuri Pacheco, directora de Sinergia y Territorio.

El lanzamiento del  libro se realizó el pasado 28 de mayo en el auditorio Alberto Lleras Camargo de la Universidad de los Andes, en Bogotá, ante más de 150 personas, evento que contó, como se esperaba, con la presencia de una delegación grande de trabajadores y ex trabajadores del sector palmicultor del Cesar, víctimas de los crímenes y vejámenes que denuncia el libro “Y a la vida por fin daremos todo”.

Los organizadores le hicieron al evento una amplia difusión, y fue así cómo contó con la surtida presencia de algunos de los medios de comunicación más importantes del país, y de medios internacionales. Incluso fue transmitido por streaming a cinco universidades del mundo.

Salió mucho mejor de lo esperado –subrayó Aníbal Mendoza, de Fundesvic–.  Si lo hubiéramos lanzado por los conductos que normalmente se presentan las publicaciones del Centro de Memoria, el tema seguro se habría quedado en nuestra región. No hubiera tenido la resonancia que tuvo. Ahora lo pudimos contar desde Bogotá para todo el país«.

Estamos pues claramente ante una de esas ironías de la historia, en la que un acto de prohibición se devuelve como un bumerang en contra de quien lo prohíbe.

Video de la transmisión del evento que se realizó el pasado 28 de mayo de 2019

Ya había temor

“Nosotros ya preveíamos que esto iba a pasar”, comentó Aníbal Mendoza a esta agencia de información.

Dijo que a mediados del año pasado, cuando Iván Duque ganó la presidencia, entendieron que debían acelerar la publicación del libro antes de que se presentara algún inconveniente como resultado del cambio de gobierno, como de hecho ocurrió. Lograron que en diciembre estuviese impreso el libro, 2 mil ejemplares, y un número similar de cartillas didácticas enfocadas a la no repetición de la violencia en las regiones palmeras.

El libro pudo salir mejor, pero por el afán siempre salió con errores en la diagramación y los textos, por los que ofrecemos disculpas”, señaló Mendoza, quien aprovechó para llamar la atención sobre la demorada entrega de los libros y las cartillas por parte del CNMH. Dijo que solo han recibido los 200 ejemplares que distribuyeron en el acto de presentación.

“En las bodegas del Centro de Memoria hay 1.300 ejemplares entre libros y cartillas, que nos lo deben entregar para nosotros difundirlos, ya que el Centro no lo tiene como prioridad. Ya hicimos un derecho de petición para que nos respondan qué está pasando con ese material”, denunció el presidente de Fundesvic.

Puedes leer: Urge verdad, justicia y reparación con las víctimas de la violencia antisindical

Lizarralde detrás de todo

Aníbal Mendoza no duda en señalar que detrás de los tropiezos que ha tenido la presentación y publicación del libro de memoria sobre la violencia antisindical en el sur del Cesar, ha estado Indupalma, y específicamente Rubén Darío Rizarralde, quien fuera su gerente por más de veinte años, justo en el periodo de la mayor violencia antisindical. “Sin lugar a dudas, no creo equivocarme, ese señor está detrás de todo eso”, dijo.

Recordó que en los turbulentos y violentos años 90, Lizarralde se encargó de arrebatarles a los trabajadores de Indupalma el 40% de su convención colectiva, y de conformar las cooperativas de trabajo asociado que tercerizaron las labores y debilitaron a los sindicatos, a los que, además, señaló como correas de transmisión de las organizaciones guerrilleras. “Y ha seguido activo en contra de los sindicatos en declaraciones de prensa y en artículo que publica en revistas·, indicó Mendoza.

Sobre Indupalma, manifestó que es probable que ahora esta empresa aproveche el alboroto generado por la publicación del libro y la resonancia de su presentación, y diga que eso daña la imagen del sector palmero y agrava la situación de la empresa. Como una manera de justificar sus incumplimientos a los trabajadores. Dijo que a éstos no les está pagando a tiempo los aportes a la seguridad social y se retrasa en el pago de las quincenas.

Y finalmente, mencionó el caso de uno de los candidatos del Centro Democrático a la alcaldía del municipio de San Alberto, quien en el acto de lanzamiento de su candidatura, realizado en Valledupar, dijo que los problemas que tiene la empresa Indupalma son por culpa del sindicato, y concluyó que hay que acabar con ese sindicato.

Sintraproaceites está terminando un elaborar un documento para formular una denuncia penal contra ese candidato del Centro Democrático, por proferir amenazas públicas.

Te recomendamos: Los trabajadores de la palma cuentan su historia de violencia antisindical en el sur del Cesar

Puedes recibir la información de la Agencia de Información Laboral y de la Escuela Nacional Sindical a través de Whatsapp. Desde tu celular o tablet solo debes dar clic sobre el siguiente logo, enviarnos el mensaje y seguir las sencillas instrucciones. Si estás en un computador, da clic para conocer nuestro número y envíanos un mensaje.  Y RECUERDA GUARDAR NUESTRO CONTACTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.